Neones y cardenales

Los neones y cardenales son algunos de los peces más característicos de los acuarios. La imagen de un cardumen de estos pequeños y coloridos peces moviéndose al compás sobre un fondo verde de plantas es habitual cuando pensamos en la acuariofilia Y, sin embargo, hablamos de peces que aun hoy en día son complicados de mantener, muy delicados y prácticamente imposibles de reproducir en cautividad.  

cardinalparacheirodonaxelrodi1.jpg

 Lo primero que hay que hacer es diferenciar bien ambas especies. El neón (paracheirodon innesi) es un pez alargado que tiene una raya azul en la parte superior de su cuerpo, mientras que la mitad inferior del mismo es roja en su parte trasera y blanca en la delantera. En el cardenal (paracheirodon axelrodi) por su parte, la raya roja inferior se extiende por todo el cuerpo, y los colores son mucho más eléctricos e intensos.

 

Amos tienen unas necesidades químicas del agua bastante parecidas, aunque los cardenales suelen ser peces más delicados. Necesitaremos un acuario a unos 26 grados, con un ph de entre 6 y 6.5 y una dureza muy baja, inferior a cinco para conseguir que estos peces estén en óptimas condiciones. Ambos son muy sensibles a los nitritos.

 

A la hora de mantenerlos hay que pensar que ambas especies son peces de cardumen por lo que deben convivir en grupos de al menos ocho o diez ejemplares. Eso sí, pese a su parecido físico, estos peces son se mezclarán entre sí formando un cardumen único, sino que optarán por alinearse sólo con los de su especie, por lo que hay que tener esto en cuenta ara no superpoblar las capas medias del acuario, que son las que ocuparán.

 

Su alimentación es muy sencilla, aceptando el alimento comercial y agradeciendo un aporte proteínico en forma de papilla o alimento vivo de vez en cuando. La reproducción es sumamente complicada, y debe hacerse en unas condiciones de agua perfectas.  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder