Ocicat o Ocelote, consejos higiene y cuidados especiales

A diferencia de lo que puede ocurrir con los perros u otras mascotas, los gatos no tienen demasiadas exigencias en cuanto a su higiene.

En el caso del Ocicat o Ocelote, una raza “salvaje” de gran porte y con un pelaje característico, los dueños casi no tendrán que preocuparse por su aseo, porque él lo hará por sus propios medios.

 
ocicat3.jpg

Algunos veterinarios indican que es bueno bañar a un Ocicat o Ocelote de vez en cuando, sobre todo si tiene acceso al exterior. Sin embargo, eso dependerá de las indicaciones del profesional, ya que varios prohíben esta práctica al explicar que el animal pierde sus barreras naturales que lo defienden de las enfermedades.

El Ocicat o Ocelote va a necesitar de un cepillado semanal para que su hermoso pelo moteado brille y sea suave. Además sirve para quitar hebras muertas que si se acumulan el gato las puede tragar. Como se dijo anteriormente, el Ocicat o Ocelote no requiere de cuidados especiales en relación a su higiene, sabe muy bien cómo asearse y mantenerse limpio.

Lo que si pueden (y deben) hacer los dueños de un Ocicat o Ocelote es preservar la limpieza de las pertenencias del animal. Esto quiere decir que el comedero, bebedero, arenero, cama y juguetes requieren de aseo periódico.

En el caso de los recipientes para comer y beber, la limpieza se realiza a diario. Se quitan restos de pienso húmedo y se cambia el agua aunque el Ocicat o Ocelote no la haya bebido en su totalidad. El arenero debe estar limpio y para ello la remoción de los desechos se ha de realizar a diario o día por medio, según donde se encuentre ubicado en la casa o la rutina de la familia.

En cuanto a la cama y a los juguetes, con una limpieza semanal bastará. La primera se “sacude” para quitar pelos, polvo, etc y los segundos, se desinfectan para evitar que el  Ocicat o Ocelote se contagie enfermedades, sobre todo si hay otros animales en el hogar.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 1,00 de 5)

Responder