Oriental de pelo corto

La raza de gatos Oriental de Pelo Corto se caracteriza por ser afectuoso con sus dueños. Se puede acostumbrar a la vida interior, aunque le gusta hacer salidas para trepar y jugar.

Al ser de pelo corto, no implica demasiados cuidados por lo que hace referencia a su cepillado.

Se distingue por sus largas extremidades, las que le hacen parecer un gato delgado. Otro rasgo distintivo es su amplia separación entre las orejas. El pelaje acepta múltiples variedades de tonalidades. 

oriental de pelo corto.jpg

El Oriental de Pelo Corto o Oriental Shorthair es el representante tradicional de la familia oriental y el pariente unicolor del gato Siamés. Junto con el Persa, son los artífices de muchas de las razas de hoy en día. A pesar de ser una raza bien establecida, el Oriental sigue viéndose como una rareza y cuenta con un reducido grupo de admiradores.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Oriental es un gato muy estable y suele manifestar un gran aplomo. Estos sigilosos felinos, poseen un carácter afectuoso y comunicativo, reclamarán compañía a la primera oportunidad. 

También hay que destacar su potente voz, perceptible casi desde su más tierna infancia y haciendo su máxima exhibición en las épocas de celo.  El Oriental puede vivir en ambientes interiores aunque agradecerá las escapadas al exterior. Necesita mucho espacio para trepar y jugar.

Cuidados y Salud:

El Oriental de Pelo Corto no necesita una atención demasiado meticulosa, bastará con un buen cepillado de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

El Oriental suele ser un gato sano y robusto. Lo único destacable, al igual que en otras razas orientales, es la aparición de algún caso de Estrabismo (alteración del nervio óptico producida por el gen cs).

Historia:

Existe constancia de que en la Edad Media, estos gatos se encontraban en Tailandia donde habían alcanzado el estatus de gato nacional y eran muy apreciados entre la nobleza, mientras que en Europa eran totalmente desconocidos. Probablemente, los primeros ejemplares llegaran con algún viajero de la época. No sería hasta la década de los años cincuenta, cuando criadores oficiales empezaran a interesarse por la raza. Durante los años setenta quedó constituida, tanto en Europa como en los Estados Unidos.

El pelo corto oriental es el resultado de la cruza del pelo corto inglés y el americano. El objetivo era crear un gato elegante y delgado del tipo siamés de un color sólido. Gran Bretaña aceptó la raza en 1970, y el resto de Europa en 1972.

Apariencia General:

El Oriental de Pelo Corto es un gato de tamaño mediano, de cuerpo esbelto y delicado y extremidades largas.

La cabeza, como en todos los orientales, es triangular, con hocico fino y nariz larga. Las orejas; grandes y puntiagudas. La cola larga y terminada en punta.

Los ojos son almendrados en distintas tonalidades de verde. El pelo, corto y brillante, pegado al cuerpo.

En cuanto a los colores, existe gran variedad: todas las variantes unicolor, tortugas, smoke, tabbys y bicolores. 

El Oriental de Pelo Corto ideal es un gato magníficamente equilibrado con una cabeza larga con espacio amplio entre las orejas, que disminuye en líneas perfectamente rectas hasta el hocico fino, y forma un triángulo equilibrado sin corte o cambio en los bigotes, sustentada sobre un cuello delgado y con un cuerpo fuerte y esbelto.

A diferencia del Siamés con patrón en puntos de color, todos estos gatos tienen ojos verdes, excepto los matices de cobre a verde en el Crema Oriental, el Rojo Crema y los atigrados tortie y sus equivalentes plateados y en el matizado Oriental en sus formas rojo crema y tortie, y exceptuando al blanco, que puede tener ojos verdes, azules o impares. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder