Papiloma en perros

El papiloma es una excrecencia en forma de verruga que se forma sobre las encías de los perros, para después extenderse a toda la boca y acabar también en las mejillas. Es una enfermedad de carácter contagioso entre los perros

images17.jpg

Detectarla es muy sencillo, ya que se pueden apreciar a simple vista los pequeños bultitos blancos, con forma de coliflor, que suelen aparecer en primer lugar en la boca del animal. Vienen provocados por un virus de nombre papilomavirus, que afecta principalmente a los seres humanos, a los perros y a ciertas aves. No obstante estamos ante un virus intraespecífico, es decir que no puede contagiarse de seres humanos a perros y viceversa. Eso sí, es tremendamente contagioso entre animales de la misma especie.

Suele afectar en mayor medida a cachorros y perros jóvenes de menos de cuatro años, aunque también tiene gran incidencia en perros con otras enfermedades que afectan a su inmunidad, como infecciones o enfermedades graves.

La solución suele ser bastante sencilla, ya que en la mayoría de las ocasiones estos papilomas desaparecen por sí mismos, algo que sucede con mayor frecuencia en animales jóvenes. No obstante, si se han extendido mucho o se ulceran se puede recurrir a la cirugía, extirpándolos y luego cauterizándolos de forma interna. Evidentemente la última decisión en este sentido la tiene el veterinario.

Si los papilomas atacan a ejemplares adultos habrá que intentar atajarlos desde un principio, sin esperar que desaparezcan por sí mismos, además de intentar averiguar la causa de su aparición y la falta de inmunidad del animal, para lo que habrá que efectuar diversos análisis e incluso una biopsia de la zona afectada.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder