Parásitos del Hamster

Aunque son pequeños, los hámsters también padecen con los parásitos, tanto externos como internos.

hamster.jpg

Parásitos externos:

Ácaros: hay diversos tipos y familias. Algunos ya forman parte de la piel del hámster, pero en situaciones de deficiencia alimentaria o por contagio de otros animales, pueden reproducirse rápidamente y provocar heridas en los lugares donde no llega el animal para rascarse. Los síntomas son irritaciones de piel, prurito y rascado, costras y eccemas e incluso pérdida de pelo. Los ácaros de pueden ver como puntos pequeños que se mueven. El veterinario puede confirmar con técnicas específicas si es un ácaro o no.  Como precaución, el hámster a tratar debe ser aislado de los demás y tratado al igual que la jaula con productos específicos para ello.   

Parásitos internos:

Entre los más destacados tenemos:

Eimeria: se localiza en el intestino delgado y son parásitos de ciclo directo. Se eliminan con las heces ooquistes no esporulados que en el medio ambiente esporulan rápidamente, preparados para infectar a un nuevo huésped.

La mayoría de los casos son parasitaciones asintomáticas pero pueden producir cuadros intestinales graves con diarrea, anorexia, pérdida de peso y muerte.

Giardia: se encuentran dos tipos, G. muris y G. intestinalis. Se localiza en el intestino delgado y su ciclo es directo, es decir, se eliminan quistes y trofozoítos con las heces que ya son infectantes para los nuevos hospedadores y éstos se contagian por contacto directo.

Este parásito no suele ser un proceso grave, pero en animales jóvenes puede derivar en enteritis crónicas. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder