Parasitos en perros, como se transmiten

Es importante conocer el ciclo vital y  como se transmiten los parásitos que afectan a nuestros perros para tomar las máximas medidas preventivas y evitarles así el contagio y en caso necesario poder hacer una rápida y efectiva desparasitación.

images8.jpg

Las pulgas, las garrapatas y los gusanos (o parásitos intestinales) son los tres tipos de parásitos más habituales en los perros. Todos ellos son altamente contagiosos, aunque la vía de contagio es muy diferente para cada tipo. Su presencia depende básicamente de las condiciones ambientales y de las características geográficas  de la zona donde residimos.

Las pulgas tienen un ciclo vital más complejo, que consta de cuatro fases: huevo, larva, pupa (o crisálida) y adulto. Tan solo en la fase adulta necesitan un huésped del que alimentarse. Cuando eclosionan los huevos, las larvas se alimentan de materia orgánica y pasan a formar la pupa. Siguen en este estado hasta que notan el calor y movimiento que indican la presencia de un huésped. Entonces, cuando el perro pasa cerca, saltan y se alojan en su pelo, se alimentan de su sangre y pueden llegar a poner de 20 a 30 huevos al día.

Las garrapatas, por otro lado, tienen un ciclo vital diferente al de las pulgas. También pasan por diferentes estadios pero requieren diferentes huéspedes en cada fase. Al llegar a la fase adulta buscan mamíferos mayores, como perros, gatos o conejos. Las garrapatas suelen encontrarse en la hierba alta, donde esperan que un posible huésped pase por la zona. Cuando encuentran uno, buscan una zona del cuerpo con poco pelo (axilas, orejas y patas, preferentemente), donde permanecerán durante unos días hasta que estén listas para poner huevos.

Los gusanos intestinales se trasmiten mediante huevos alojados en las heces de un animal parasitado. Cuando otro animal ingiere estas heces, los huevos pasan al aparato digestivo del nuevo huésped, donde eclosionan y colonizan sus intestinos. De modo que para que nuestro perro se contagie, debe ingerir estos huevos. Lamentablemente, los perros a menudo se comen las heces de perros y otros animales. Para evitar que los huevos lleguen a nuestro perro, debemos evitar que coma heces u otras cosas de origen desconocido.

En el momento en que entran los gusanos dentro del cuerpo del perro es importante que eliminemos estos indeseados parásitos, para eliminarlos tenemos que usar un anitparasitario de gran calidad que garantice resultados, como lo lleva haciendo durante muchas años el Collar Scalibor, que además nos ayuda a prevenirlos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder