Parasitos intestinales en el perro

Los parásitos intestinales son gusanos que viven en el intestino de nuestros perros. Muchas veces no ocasionan ningún síntoma, pero en ocasiones su crecimiento excesivo puede originar diarreas, adelgazamiento... Tenemos que estar alerta a los posibles síntomas para acudir el veterinario en caso necesario.

descarga3.jpg

Los parásitos intestinales son uno de los problemas más habituales de los perros. Aunque pueden afectar a perros de cualquier edad, es más común en perros jóvenes o en perros enfermos o mal cuidados.

¿Cómo podemos saber si nuestro perro tiene parásitos intestinales? No siempre es fácil responder a esa pregunta. En muchos casos, los gusanos viven en equilibrio con el perro y no causan ningún tipo de problema en su salud. No obstante, a veces ese equilibrio se rompe y los parásitos se vuelven demasiado numerosos, afectando a la salud del perro. En un cachorro, los síntomas más comunes incluyen retraso en el crecimiento, pelaje lacio, adelgazamiento, falta de ganas de jugar y diarrea. En perros adultos observamos falta de brillo en el pelo, adelgazamiento, apatía y diarrea.

Si observamos cualquiera de estos síntomas, podemos comprobar las deposiciones de nuestro perro para ver si incluyen gusanos. Si los encontramos, debemos acudir al veterinario para que nos aconseje el mejor modo de acabar con ellos. En caso de no encontrar gusanos en las heces, no debemos descartar su presencia y acudir igualmente al veterinario, donde podrá hacer un examen más preciso de sus deposiciones.

Hay dos modos de prevenir los gusanos, y la mejor forma de asegurar el éxito es mediante una combinación de los dos. El primer método se basa en alejar a nuestro perro de posibles fuentes de parásitos. Los gusanos entran en el sistema digestivo de nuestro perro en forma de huevos alojados en alguna sustancia que pueda comerse (muchas veces en heces de otros perros). Si queremos evitar que eso ocurra, debemos mantenerlo controlado y no dejar que  coma o mastique ningún objeto de origen desconocido.

El segundo método consiste en administrarle algún producto diseñado para la prevención de los parásitos intestinales. Podemos consultar a nuestro veterinario para que nos aconseje sobre el mejor producto para nuestro perro. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder