Parques para perros

Cada vez más las grandes ciudades han incorporado los llamados parques para perros.

Son espacios destinados al entretenimiento de estas mascotas donde es posible pasear y hacer deporte con ellos sin molestar a nadie.

El espacio se encuentra cerrado, por lo que no hay peligro alguno de que puedan ocurrir accidentes indeseados.

parque1.jpg

En primer lugar, una aclaración. Un parque para perros no es un parque donde hay perros, sino el espacio habilitado municipalmente para los perros. La diferencia entre ambos conceptos es fundamental, ya que en el primer caso posiblemente molestemos a algunas otras personas si acudimos allí con nuestro perro (y esa molestia se verá multiplicada si son varios los animales que pasean por la zona) y en el segundo podremos disfrutar ambos con completa libertad.

Normalmente el parque para perros tiene zonas muy diferenciadas, con espacios verdes y árboles, donde los animales pueden jugar y correr libremente, además de hacer sus necesidades. No obstante esto no significa que no debamos recogerlas después y depositarlas en las papeleras habilitadas a tal efecto (y que en estos recintos son muy abundantes). Tampoco significan los parques para perros que nuestros canes puedan estar sueltos en todo momento. Hay que pensar que son muchos los animales de diferentes razas que se juntan en estos recintos, y no todos son igual de tranquilos. Será nuestra tarea calmar a nuestro perro para que no tenga conflictos con los otros animales y personas que haya en el parque.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder