Pasear al perro, Equipamiento completo

Si queremos convertir en un verdadero placer la costumbre de sacar de paseo a nuestro perro, es importante elegir bien que collar y correa es más adecuado para nuestras necesidades.

7460627-collar-perro-greyhound.jpg

Hay más de un centenar de tipos diferentes de collares. ¿Cómo elegimos uno? Los principales aspectos que debemos considerar son: el precio, la funcionalidad, el material y el tamaño. Vamos a analizarlas por separado:

>Tamaño: Debemos tener en cuenta el ancho y el largo del collar. En general, como más ancho sea, más cómodo es para el perro, ya que los collares muy finos aplican más presión sobre una superficie más estrecha. Para elegir la longitud adecuada, debemos tener en cuenta la longitud máxima y mínima que permite el collar. Para decidir que tamaño comprar, hay que medir siempre el tamaño justo del cuello de nuestro perro y comprar el collar correspondiente, ya que este ya permitirá aflojarlo o apretarlo un poco de manera que se adapte perfectamente a sus necesidades.

Precio: El precio no solo se basa en la calidad, si no que el material y el diseño también influyen. Comprar uno más caro no significa que sea mejor, debemos mirar bien los motivos por los que estamos pagando más.

Material: Los materiales más habituales son nylon, metal y piel. Los collares de nylon son muy resistentes y ligeros, no es necesario quitarlos y ponerlos y se adaptan a todo tipo de clima. También son los más económicos.  Los collares de metal están más enfocados al adiestramiento. Debemos elegirlos de acero inoxidable si nuestro perro va a estar en contacto con el agua a menudo. Finalmente, los de piel son más aconsejables si nuestro perro tiene problemas de irritación en la piel o alergias al nylon o al metal. Es un collar que le durará toda la vida si lo tratamos bien. También es el único que luce mejor con los años, ya que la piel absorbe los aceites naturales de su pelo. No obstante, requiere algún tratamiento ocasional con un producto específico para pieles. Un collar de piel bien tratado no tiene problemas al entrar en contacto con el agua.

Funcionalidad: Si el propósito del collar es el adiestramiento, debemos elegir el más adecuando al tipo de entrenamiento: extra fuerte (entrenamientos de ataque y protección), tipo martingale (correcciones de comportamiento), de ahorque (para adiestramientos varios) o de cabeza o halti (parecido a la brida de un caballo, para evitar que un perro no adiestrado tire de la correa). Si no necesitamos un collar para adiestramiento, si no que solo tenemos la costumbre de salir de paseo, entonces elegiremos uno de hebilla simple basándonos únicamente en los criterios anteriores.

Los mismos puntos analizados para elegir un collar sirven a la hora de elegir una correa. También debemos decidir de qué material la queremos (básicamente piel, nylon o metal) y tener clara su funcionalidad. Como norma general, como más corta sea la correa, más control tendremos sobre nuestro perro. Para adiestramiento debemos usar siempre correas no extensibles, que permitan hacer correcciones inmediatas.  Las correas extensibles tienen como objetivo que el perro haga más ejercicio, ya que le garantiza el placer de correr libremente en vez de andar a nuestro lado. Un último detalle a tener en cuenta es el tipo de enganche entre el collar y la correa. Los hay de más o menos rápidos de soltar y de diferente resistencia a la tracción.

También tenemos a nuestra disposición una colección de arneses adaptados para diferentes actividades. Un arnés puede ser útil para salir a dar un paseo con nuestro perro, pero también se usa para innumerables actividades específicas como para ejercicios de tiro (de trineos o carros), para perros guía, para identificación de perros de trabajo (como los perros policía), para rehabilitación de perros heridos o simplemente por motivos estéticos. En función del objetivo, elegiremos el arnés más adecuado. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder