Pasear al perro, Un placer fácil

Pasear con nuestro perro de ser una actividad placentera tanto para nosotros como para ellos. Tener un perro educado y que nos obedezca en todo momento es imprescindible para evitar que los paseos se puedan convertir en una pesadilla. El paseo diario además de ser importante para su salud nos ayudará a enseñarles y reforzarles las pautas de comportamiento indicadas en nuestro entorno. 

7460627-collar-perro-greyhound.jpg

Pasear a nuestro perro puede ser una de las mejores costumbres que tengamos en nuestra vida o puede convertirse en una pesadilla.

Para que salir de paseo sea realmente un placer para ambos, hay que recordar varias cosas.

Si queremos que el paseo sea realmente efectivo debemos mostrar una actitud correcta. Eso significa que debemos ser nosotros los que paseemos al perro, andando delante de él, y no debe ser el perro el que nos pasee a nosotros, tirando de la correa (eso le indicaría que él está al mando del paseo, y provocaría problemas de dominancia).

Es muy importante para nuestro perro que desarrolle unas buenas costumbres y comportamientos, y en ese sentido, un paseo diario permite conseguir ambas cosas. Por un lado, le proporciona el ejercicio que necesita, evitando que engorde o que sus músculos pierdan la forma.

También es importante para su salud a largo plazo y puede prevenir enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, podemos aprovechar el tiempo del paseo para reforzar las buenas costumbres que le hemos enseñado previamente. Eso potenciará nuestro lazo con él y nos permitirá trabajar otros aspectos de obediencia básica. También nos permitirá hacer un trabajo de socialización, ya sea hacia las personas o hacia otros perros.

Antes de empezar a pasear a nuestro perro con correa, es aconsejable haber trabajado un mínimo de obediencia básica. Nos será muy útil que obedezca algunas órdenes básicas como sentarse y quedarse quieto. Eso nos ayudará cuando nos encontremos con semáforos, cuando queramos para a hablar con alguien o simplemente cuando queramos recuperar su atención (sobre todo al principio si intenta empezar a tirar de la correa).

A parte del placer que supone dar un paseo con nuestro perro, los perros que salen de paseo a diario tienen unas costumbres más saludables y tienen menos tendencia a desarrollar comportamientos destructivos u obsesivos. También son menos propensos a padecer ansiedad por separación o a mostrar problemas de  dominancia. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder