Pastor Belga, enfermedades y problemas de salud

El Pastor Belga es una raza en general fuerte y sana. No obstante tiene  predisposición genética a sufrir una serie de enfermedades como son: Displasia de cadera, cataratas, atrofia de retina y epilepsia. Esta última puede ser muy grave, puede llegar a producir la muerte del animal. Es importante saberlo para acudir al veterinario si se detectan síntomas.

pastorbelgalaekenois8.jpg

El pastor belga es un perro esencialmente sano, que tiene tendencia genética a sufrir pocas enfermedades hereditarias. Esencialmente, puede padecer displasia de cadera, epilepsia y disfunciones visuales, como las cataratas y la atrofia progresiva de retina.

La displasia de cadera es una de las enfermedades más comunes en perros de tamaño grande, como el pastor belga. Se trata de una degeneración de la articulación de la cadera, que impide que encaje de manera correcta con la cabeza del fémur. Se manifiesta con una importante cojera y dolor al moverse, como principales síntomas.

A nivel ocular, destaca la presencia de la atrofia progresiva de la retina en los perros de esta raza. Esta enfermedad se define como una degeneración paulatina de la retina, que empieza con una  ceguera nocturna, y que puede acabar llevando al perro a la ceguera total. Aparece siempre en perros de una cierta edad.

Las cataratas en el pastor belga no afectan  solo a los ejemplares más mayores, sino también a los perros jóvenes. De hecho, se trata de una hereditaria a la opacidad del cristalino.

Finalmente, destaca la epilepsia como una de las principales enfermedades hereditarias más graves que pueden afectar a los perros de esta raza. Los espasmos que produce pueden llegar a poner en peligro la vida del perro, sino se tratan con los medicamentos necesarios. De hecho, se ha extendido tanto, que se están planteando estudios para conocer el grado de afectación de los pastores belgas, y comprobar que los animales que van a reproducirse no tienen su gen.

Todas las enfermedades que afectan al pastor belga pueden tratarse a nivel médico. Por lo tanto, si tienes un perro de esta raza en tu casa, y le aprecias alguno de sus síntomas descritos anteriormente, no dudes en llevarlo a la consulta de un veterinario para que pueda recibir la medicación adecuada.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)

Responder