Pastor Mallorquín, caracter, conducta y comportamiento

El Pastor Mallorquín, cuyo nombre completo es Perro de Pastor Mallorquín o también llamado Ca de Bestiar, es una raza originaria de Mallorca, España. Desde sus orígenes ha sido utilizado como guardián de rebaños en los campos.

perropastormallorquin1.jpg

El Pastor Mallorquín tiene pelaje de color negro mayormente, también los hay con patas blancas o faldas rojizas. Además de pastor, es un perro que por su carácter hace muy bien de guardián en casas o fincas.

Tiene una cola con inserción horizontal, gruesa en la base que no se debe cortar. Sus ojos son pequeños y vivaces de color miel. Posee una lengua larga y ancha, dientes fuertes que se cierran en forma de tijera y paladar rosa.

El carácter y conducta del Pastor Mallorquín se caracteriza por ser inteligente y fiel, lo cual le permite desarrollar a la perfección las tareas de vigilancia, defensa y pastor. También se destaca por ser resistente, afectuoso y amigo de las personas.

La convivencia del Pastor Mallorquín con los niños y otros animales es excelente. Sin embargo, habrá que ganarse su cariño en base a los buenos tratos y al ejercicio.

Sólo aceptará las órdenes de quién considera que es su amo. Puede sospechar de los extraños. Siempre estará vigilante y atento a lo que ocurre fuera. Es una raza independiente, que le encanta estar al aire libre.

El Pastor Mallorquín requiere de mucha actividad física, así como también educación temprana. Es muy cariñoso con los niños y también paciente, por lo que se convertirá en un aliado maravilloso de ellos.

Finalmente, en cuánto a sus cuidados y salud, el Pastor Mallorquín no es un perro que requiera de demasiadas atenciones, salvo por el hecho de hacer que realice ejercicio a diario. El pelo debe ser cepillado con asiduidad. En la vejez, puede sufrir displasia de cadera, como todo perro grande. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder