Pastor Vasco, consejos para adiestrar

El Pastor Vasco es un perro enérgico, inteligente, leal y afectuosa con los conocidos pero también muy independiente y por su carácter guardian puede ser agresivo con desconocidos u otras mascotas. Necesita mucho espacio para correr y jugar ya que necesita estar constantemente ocupado, tiene tendencia a aburrirse así que requerirá de toda nuestra atención e ingenio para aportarle estímulos nuevos.

pastorvasco18.jpg

El Pastor Vasco es un perro enérgico y dedicado al que le encanta estar ocupado, ya sea jugando o trabajando. Esta raza desarrolla un fuerte vínculo con la gente, aunque mantiene un carácter algo independiente que puede darnos dificultades al adiestrar.

Como mascota, es leal y afectuosa, aunque no es adecuada para vivir en pisos. Necesitan espacio para correr y jugar, y disfrutan estando al aire libre. Si no reciben el ejercicio necesario desarrollan un comportamiento destructivo, como masticar objetos, excavar, ladrar e ignorar deliberadamente el entrenamiento de obediencia básica que haya recibido.

El Pastor Vasco es muy inteligente pero también testarudo e independiente. Esa combinación le convierte en un perro algo difícil de adiestrar. Además, se aburre rápidamente con los ejercicios repetitivos, de manera que tendremos que esforzarnos en mantenerle motivado. No obstante, si conseguimos captar su interés, aprenderá muy rápidamente todo lo que queramos enseñarle.

En general responde muy bien al refuerzo positivo cuando está motivado para ello.

Es importante no dejar que desarrolle su potencial carácter dominante. Si dejamos clara su posición, podremos adiestrar sin problemas a nuestro Pastor Vasco. Hay que tratarle con firmeza, decisión y suavidad. Si lo conseguimos, nos habremos ganado su confianza.

Es una raza que necesita socialización, ya que sus instintos de perro guardián harán que muestre un carácter potencialmente agresivo hacia las personas desconocidas y hacia los demás perros y mascotas. La socialización es especialmente importante en esta raza para que tenga un buen comportamiento en presencia de niños.

Hay algunos detalles que necesitan especial atención. El Pastor Vasco es un perro muy rápido, y no hay que dejarlo nunca sin supervisión cuando estemos en el exterior. Podemos tener un disgusto si decide de repente lanzarse a perseguir algún animal pequeño que despierte su instinto cazador. 

También tenemos que prestar atención a su afición a excavar, ya que puede abrir un agujero debajo de una valla en pocos minutos. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)

Responder