Pastor Vasco, razones para escoger esta raza

El Pastor Vasco es un perro ideal para tener en un campo o en una finca. No se aconseja tener un ejemplar de esta raza en un piso o en una casa sin jardín. 

pastorvasco6.jpg

Esto se debe a dos razones: por un lado sus dimensiones (medianas a grandes) y por el otro, que necesita de hacer demasiado ejercicio diario.

“>Por otra parte, es un perro de gran carácter y conducta, lo que lo convierte en un aliado indiscutible para los trabajadores del campo, sobre todo cuando se trata de arriar ganado (vacuno u ovino).

Esto no quiere decir que no se lo pueda tener como mascota, sino todo lo contrario. El Pastor Vasco es muy bueno con los niños, con quiénes tendrá una convivencia maravillosa. Lo mismo con los demás miembros de la familia.

Es una raza muy alegre, sociable con los conocidos, juguetón, fiel y cariñoso. No dudará en ayudar a quién lo necesite pero hay que tener en cuenta que sólo obedece a quién él considera que es su amo.

Es necesario que el Pastor Vasco realice mucha actividad cada día, porque cuenta con una gran cantidad de energía que debe sacar. Se lo verá saltando, corriendo, jugando, etc sin cansarse.

La convivencia con otros perros será buena en la medida de que los demás acepten que él es el alfa o dominante. Por ello, no se aconseja tener a dos machos de la misma especie o con tendencias similares, para evitar inconvenientes.

Otra de las características interesantes es que no necesita de muchos cuidados en cuánto a baño, cepillado del pelaje o acudir al veterinario. Es un perro muy sano.

La conducta del Pastor Vasco lo convierten en un perro con la doble capacidad de ser ayuda en el campo como también una mascota cariñosa en el hogar. Por ello es que muchas personas fuera de la ciudad lo eligen. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 3,40 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder