Perros, que son las feromonas

Las feromonas son substancias químicas que al ser segregadas por un animal, influyen en el comportamiento de otros de la misma especie. Hay de diferentes tipos con diferentes funciones, como por ejemplo, para marcar el terrirorio,  para atraer a los individuos del sexo opuesto o las que segrega la madre para tranquilizar a sus cachorros entre otras.

 

 

 

zylkenetranquilizantemascotas.jpg

Las feromonas son unas sustancias químicas producidas por los perros que tienen varias funciones. Entender su naturaleza nos puede ayudar a comprender algunas conductas de nuestro perro.

Como bien sabemos, los perros tienen un olfato mucho más sensible que el nuestro. Además, algunas razas de perro como el Bloodhound o el Beagle lo tienen más desarrollado que otras. Entre las muchas sustancias que los perros son capaces de detectar se encuentran las feromonas. Estas sustancias las segregan mediante unas glándulas especiales y tienen la capacidad de provocar múltiples respuestas en los otros perros que las olfatean. Estas respuestas pueden ir desde excitación sexual hasta miedo, pasando por diversos grados de irritabilidad o agresión. De modo, que la comunicación entre perros no se basa solamente en el lenguaje corporal y verbal, sino que tienen además todo un sistema de comunicación basado en la química y el olfato.

Algunas de estas feromonas se propagan por el aire a grandes distancias, mientras que otras no son tan volátiles y se quedan en áreas concretas de su cuerpo, donde los otros perros pueden olerlas cuando se cruzan. Los perros están provistos de glándulas que emiten feromonas y órganos diseñados para detectar las que han emitido los otros perros.

Actualmente existen productos en el mercado basados en feromonas diseños a tranquilizar los perros que sufren de trastornos de ansiedad por separación, pánico a las tormentas y petardos o problemas de ladridos excesivos. Los productos basados en estas feromonas contienen un análogo sintético a la hormona natural producida por una madre para tranquilizar a sus cachorros. Además de tranquilizarlos, esta hormona ayuda a establecer un vínculo con la madre y da confianza a los cachorros. En el mercado podemos encontrar sprays o collares que desprenden esta feromona. Si bien su efecto es más limitado que los tranquilizantes convencionales, no tiene ningún tipo de efecto secundario y es más seguro de usar en perros mayores o delicados. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder