Pienso para gatos esterilizados

La esterilización de las mascotas se ha convertido en una práctica corriente especialmente en ambientes urbanos. El hecho de que los animales queden más mansos después de esterilizarlos, y la tranquilidad de saber que nos e fugarán movidos por su instinto hormonal tranquilizan a los dueños, y hacen que incluso algunos veterinarios lleguen a recomendar dicha práctica.

tabbycat-teeth.jpg

Pero el comportamiento del gato esterilizado será diferente al de antes de la operación. Principalmente su actividad física decaerá y sufrirá un mayor riesgo de obesidad. Por ello su alimentación debe de cambiar igualmente, para prevenir este mal.

 

Al disminuir la segregación de hormonas sexuales su apetito aumentará, pudiendo consumir un 25% más de comida de antes. La labor del dueño será mantener las raciones inalterables por mucho que el gato aparente quedarse con hambre. Esta regulación debe de hacerse desde el primer momento, ya que de lo contrario el gato se acostumbrará a comer más y hacer menos ejercicio y se habrá iniciado un camino de difícil retorno. Incluso sería preferible reducir paulatinamente la ración que consume el gato, dado que su actividad física y su gasto energético también van a ir menguando. En este caso debemos velar, aun más que antes, por proporcionarle un pienso de gran calidad, que pueda cubrir todas sus necesidades energéticas con esas pequeñas dosis, y sin proporcionar un exceso calórico.

 

Habrá que atender igualmente a eliminar cualquier tipo de calorías extra que pueda tener, como galletas y otras golosinas. O, si no queremos privar al felino de ellas, al menos reducirlas al mínimo.

 

Además habrá que intentar que el gato sea más activo, proporcionándole nuevos juguetes, animándolo a correr detrás de objetos y, en general, participando con él en actividades que le hagan moverse.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder