Piensos de pollo, cuando, por qué, qué aporta

La mayoría de los piensos para perros del mercado tienen sabor a pollo, por lo que este es un ingrediente muy utilizado en su producción.

piesgrenlandzki871.jpg

El pollo es una buena fuente nutritiva para tu perro debido a su alto valor proteínico y a su sabor agradable para las mascotas. Además es una carne no demasiado grasa, por lo que los piensos derivados del pollo pueden servir para alimentar a casi cualquier tipo de perro.

 

El pollo está especialmente indicado en piensos para cachorros, y en estos casos suele aparecer junto con calostro, un ingrediente especialmente rico en anticuerpos naturales.

 

El pollo igualmente es una de las bases del alimento natural para perros, habitualmente mezclado con arroz. Antes de intentar una dieta de este tipo con tu mascota debes de consultar con el veterinario, que te hará recomendaciones sobre su idoneidad o no. En cualquier caso siempre usarás partes carnosas del pollo, intentando huir de las patas, la cabeza y los pequeños huesos que podrían hacer que tu perro se atragante y que serán perjudiciales a la hora de hacer la digestión.

 

Eso sí, para asegurarte de la calidad del pienso para tu mascota debes de seguir siempre una serie de consejos básicos. Intenta que las fuentes de carne no se incorporen en forma de harina, y que siempre aparezcan perfectamente individualizadas (carne de pollo y no carne de origen animal). Procura que no sean subproductos y que no tengan concentrados cárnicos, harina de hueso o de sangre, unos conservantes naturales que pueden resultar perjudiciales para tu mascota. Por último, intenta que la procedencia vegetal sea directa (arroz y no “producto procedente del arroz”) Estas reglas son aplicables para todo tipo de piensos para perros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder