Pinscher, razones para escoger esta raza

Todos aquellos que viven en un piso en la ciudad, pueden conseguir en un Pinscher a su compañero ideal. Esto se debe a que es una raza con un carácter guardián y de protección.

pinscherminiatura3.jpg

A su vez, es un perro muy cariñoso y amable con todos los miembros de la familia, sobre todo con los niños. Es aconsejable la convivencia con los pequeños desde que el Pinscher es cachorro, para que puedan jugar juntos.

Por otra parte, al ser una raza pequeña (no más de 50 cm de alto), no necesita de demasiado espacio para vivir, lo que si requiere es de actividad física a diario porque le gusta mucho correr y trotar.

El Pinscher tiene un buen comportamiento y conducta al adiestrarlo a los pocos meses de nacer. Tener en cuenta que si está todo el día encerrado necesitará estar acompañado o no ser dejado solo por muchas horas.

En cuanto a sus cuidados, el pelaje es corto, liso y en cantidad. Un buen cepillado cada dos o tres días es lo aconsejado. Las visitas al veterinario serán esporádicas y sólo en casos puntuales, ya que el Pinscher es un perro muy sano.

Muchas personas han usado a esta raza como cuidador de ganado en Alemania, porque si bien es pequeño, tiene un carácter muy decidido, valiente, no le teme a nada ni a nadie.

En la vida hogareña, el Pinscher se mostrará cariñoso, tranquilo, amable, fiel y alegre de estar con sus dueños. Si detecta algún peligro (otros animales o personas extrañas) no dudará en avisar a los miembros de la casa con ladridos. Tampoco tardará en atacar si la amenaza es inminente.

El Pinscher es un perro ideal para tener como mascota en la ciudad, se adapta a los espacios pequeños. Sin dejar de lado su ejercicio físico a diario. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder