Piorrea en perros

La piorrea canina es, al igual que la que afecta a los seres humanos, una enfermedad de tipo crónica que afecta al sostén de los dientes, y que se manifiesta con la inflamación de las encías, algo que a la larga provoca que los dientes se muevan y acaben cayendo. Se manifiesta con mayor frecuencia en perros de edad avanzada. También es conocida como enfermedad periodontal. 

kangaldogfacialexpression.jpg

Las causas son muy variadas, y sobre todo tienen su origen en la falta de higiene dental. En cachorros de razas con muchos dientes esta enfermedad es especialmente común, así como en perros que están continuamente limpiándose, puesto que los pelos se alojan entre sus dientes y acaban pudriéndose. En general cualquier residuo de comida acaba pudriéndose entre los dientes y alojando a bacterias allí, que se acaban endureciendo y convirtiéndose en una placa que, mezclada con la saliva forma cálculos de color blanquecino-amarillento en la parte superior de las piezas dentales.

Los síntomas pueden apreciarse a simple vista y en un primer momento incluyen una inflamación de las encías y mayor suciedad en la corona de los dientes. Es este el momento ideal para intentar realizar una cura, que puede consistir en lavados con tintura de yodo y glicerina. Eso sí, siempre se tiene que realizar esto bajo supervisión del veterinario, que será, en cualquier caso, el que dé el visto bueno al tratamiento. Si el diente está demasiado afectado será también el veterinario el encargado de extraer la pieza y realizar las curas posteriores al animal.

La prevención de esta enfermedad pasa por una higiene bucal completa del perro, que puede realizarse con cepillos especiales de venta en comercios de mascotas y unas revisiones periódicas en el veterinario. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder