Pit Bull, consejos para adiestrar

El Pit Bull es un perro con mucha fuerza y con unas mandíbulas extremadamente potentes.

En parte gracias a esta característica y en parte gracias a la mala prensa en los medios de comunicación, el Pit Bull ha adquirido una reputación totalmente injustificada.

pitbullostaffordshirebullterrier1.jpg

La verdad es que esta raza es muy amigable con la gente, dócil y fácil de adiestrar.

El primer tema a adiestrar con nuestro Pit Bull es la socialización. Hay que empezar cuanto antes a introducir a nuestro cachorro a otra gente, niños, perros y demás mascotas. Esta raza ha sido utilizada como perro de pelea y aún conserva un carácter agresivo hacia los demás perros. Una buena socialización de pequeño puede evitar futuras peleas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta su tamaño. Es un perro grande y con un carácter extremadamente energético, al que es imprescindible adiestrar para que aprenda a controlarse y a tener un buen comportamiento en las diferentes situaciones de la vida. No debemos permitirle ya desde cachorro que mordisquee al jugar, y también hay que cortar cuanto antes su afición por perseguir potenciales presas en movimiento, ya sean ciclistas, coches u otros animales.

Hay que prestar especial atención a la afición que tiene el Pit Bull a saltar sobre la gente. La mejor solución es enseñarle un comportamiento alternativo a saltar, como por ejemplo, a sentarse. El Pit Bull salta porqué quiere atención. Si solo se la damos cuando se siente, pronto asociará ese comportamiento a la recompensa, y lo hará de manera natural.

Esta raza responde muy bien al refuerzo positivo, y con amabilidad y paciencia podremos enseñarle prácticamente cualquier cosa. Como norma general, debemos tener presente que al adiestrar a nuestro perro de cachorro, no debemos consentirle nada que no queramos que de adulto también haga (como saltar encima la gente o morder).

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)

Responder