Pit Bull, enfermedades y problemas de salud

El impresionante Pit Bull es un perro fuerte y bastante sano, por lo general. De todos modos, esta raza presenta especial propensión genética a padecer enfermedades de piel y del corazón.

pitbullostaffordshirebullterrier9.jpg

Uno de los trastornos más comunes en la piel de los perros de esta raza es el pioderma, en sus diferentes manifestaciones. Se trata de una infección producida por una bacteria y que afecta las capas más profundas de la piel. Es importante prestarle atención, porque  si no se trata de manera adecuada puede causar muchos problemas.

El pioderma puede estar causado por hongos, sarna, o incluso estrés. Se da en varias zonas del perro,  así por ejemplo, los digitales e interdigitales provocan lesiones en los dedos y entre ellos, con pus y sangre. En cuanto al pioderma de los  callos, hay que decir que aparece en las zonas del cuerpo con prominencias de los huesos, y que la presión constante rompe el folículo piloso, produciendo infecciones.

Además, el Pit Bull puede sufrir otras enfermedades óseas hereditarias, como el prognatismo y el enognatismo. El prognatismo consiste en un que los dientes incisivos del maxilar inferior están más adelantados que los del superior, por lo que la boca no encaja de manera correcta al cerrarse. Cuando ocurre al revés, y el maxilar superior está exageradamente avanzado, tiene lugar el enognatismo.

Referente a problemas del corazón, destaca la posibilidad de que el Pit Bull padezca estenosis aórtica, es decir, un estrechamiento de la vena aorta, que provoca problemas importantes para la circulación de la sangre en el órgano.

Finalmente, merece la pena destacar que otras enfermedades habituales de los Pit Bull son las relacionadas con su aparato reproductor. En el caso de los machos, pueden padecer criptorquidismo (ausencia de testículos en el escroto), y monorquidismo, o falta de un testículo en su bolsa. Las perras Pit Bull, a su vez, pueden padecer prolapso vaginal, es decir, la aparición de una masa en su aparato reproductor durante su celo.

Ten siempre presente  que las enfermedades y trastornos del Pit Bull descritos aquí pueden ser tratados por un veterinario. No dudes en llevar tu perro a su consulta, para que pueda tener una vida saludable.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder