Posibles complicaciones en el parto del hámster

Después del apareamiento de los hámsters, si la cópula ha tenido éxito, se dispondrán de aproximadamente 18 días para preparar todo lo necesario para el momento del parto del hámster. Este periodo puede variar según la raza de hámster que sea.

73574164085c64c1f5ffz.jpg

Durante los primeros días después del apareamiento, no se sabrá si la hembra ha quedado embarazada, ya que no mostrará ningún cambio aparente, sin embargo, sí será necesario colocarla sola en una jaula para que esté tranquila.

Hay que ofrecerle mucha agua y una dieta variada y abundante. También, necesitará heno y papel higiénico (sin tintes ni aromas) para que pueda construir su nido, el cuál no se debe tocar ni mover.

Cuando se aproxime el día del parto, se mostrará más agresiva y nerviosa, por lo tanto, hay que evitar molestarla, ya que ella sola se encargará de todo.

Durante el parto, también es posible que surjan algunas complicaciones como pueden ser:

  • Distocia

Se produce cuando el hámster hembra no puede expulsar a las crías en el momento del parto, ya sea porque se la ha cruzado con otra especie, tenga una edad avanzada, padezca obesidad o las crías presenten alguna deformación.

En este caso es necesario acudir a un veterinario de animales exóticos si no se quiere que ésta muera.

  • Canibalismo

Si la madre se siente amenazada o sus crías presentan un olor desconocido para ella, optará por comerse a las crías. En estos casos, se podrá evitar dejando a la hembra tranquila mientras transcurre el parto y no tocando a los hámsters baby en ningún momento.

Un caso que es inevitable, es cuando un hámster baby nace muerto o muere minutos después, ya que la madre optará por comérselo para evitar infecciones en el resto de sus crías.

  • Problemas al expulsar la placenta

Si ocurriese esto, el hámster hembra podría sufrir una fuerte infección que le provocaría la muerte. Algunos de los síntomas que indican que la placenta no ha sido expulsada son: abandono de las crías, lavado intenso o abultamiento de la zona genital.

En este caso será necesario acudir al veterinario, pero sin separar a la madre de sus crías.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder