Preparando un acuario del Lago Tanganyka

Algunas de las especies de cíclidos endémicos del lago Tanganyka se cuentan entre las más apreciadas por los aficionados a los acuarios. Su precioso colorido, sus peculiares costumbres, y su carácter prolífico son algunas de las cusas que explican esta fiebre. Sin embargo la recomendación de realizar un acuario de biotopo para mantener a los peces de forma adecuada se convierte en casi obligación con los cíclidos del Tanganyka, ya que sus especiales necesidades hacen que no puedan compartir aguas con casi ninguna otra especie.

herosseverus.jpg

Para mantener estos cíclidos necesitaremos acuarios generalmente grandes, aunque eso dependerá del pez en cuestión. Unos cien litros serán el mínimo para intentar mantener adecuadamente una pareja (a no ser que sean conchícolas, en cuyo caso harán falta algunos menos) y pueden llegar a los más de 300 si queremos probar con el rey del lago, la impresionante Frontosa.

 

El fondo será siempre arenoso, siendo ideal a este respecto la arena de sílice, tanto a nivel estético como químico. La decoración estará compuesta por rocas, preferentemente calizas, y conchas, pudiendo incorporar también algunos escondrijos artificiales como cáscara de coco. Las plantas acuáticas apenas aparecen en el Tanganyka, y en general no serán respetadas por los peces.

 

Los valores químicos del agua son el elemento más importante en este proyecto. Las aguas del Tanganyka, como las de todos los lagos del Valle del Rift, son muy duras, (por encima de quince grados) y un ph de 8. La temperatura será de unos 27 grados, y con estos parámetros se podrán mantener las especies más populares del lago, como los citados Frontosas, los diferentes tipos de Tropheus, los Julidochromis o los Brichardi. Eso sí, piensa que todos ellos son peces muy territoriales, por lo que acertar con la cantidad es vital para no sufrir bajas indeseadas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder