Preparar el ambiente para un cachorro

Un nuevo miembro de la familia está a punto de llegar a su nuevo hogar. Cuando un cachorro llega a casa debe de encontrarse con un espacio perfectamente preparado para él, que no solamente le haga sentirse cómodo y desarrollarse con normalidad, sino que también pueda hacer que sus posibles travesuras no afecten al bien de los demás miembros de la familia. 

dog-380812640.jpg

Lo primero es prepararle un lugar para dormir. Una pequeña cuna cubierta con mantas para que pueda acurrucarse será ideal (hace años se traía a casa una manta en la que hubiera dormido la madre del cachorro para que éste no sintiera nostalgia las primeras noches). Sobre todo debes de vencer la tentación de llevarlo a dormir a la cama contigo. Esto lo malacostumbrará, además de que el cachorro posiblemente manche tu cama e incluso puedes lastimarlo al moverte dormido. Piensa que tienes todo el día para estar con él, así que por la noche déjale solo. Si llora (los primeros días es muy frecuente) puedes levantarte a acariciarlo un poco para que se calme…pero piensa que siempre volverá a llorar…

También debes de prepararle un espacio propio en casa, una habitación de la que no salga (normalmente la cocina). Allí recubrirás el suelo con periódicos hasta que el cachorro aprenda a hacer sus necesidades fuera de casa (piensa que si es muy pequeño los primeros días no podrás sacarlo a pasear) e intentarás forrar con algún material las patas de los muebles que queden a su alcance, porque ten por seguro que las roerá. Dotarle de unos juguetes para que se entretenga calmará un poco sus instintos, pero estos reaparecerán a la larga.

Así que ahora sólo te queda educarlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder