Primeros auxilios en caso de un accidente

Saber lo que hay que hacer si nuestro perro sufre un accidente o tiene una herida es nuestra responsabilidad, y puede salvarle la vida.

Los accidentes en los que se puede ver involucrado incluyen accidentes de tráfico, golpes, picaduras o caídas.

consejoshigieneperros-limpiezadeoidos.jpg

Es importante tener una idea de cómo actuar en cada situación y ayudará a nuestro perro en estos momentos de estrés.

Antes de analizar los diferentes casos por separado, es bueno seguir siempre unos consejos generales:

n-left:71.25pt;”>·         Tener siempre a mano (mejor en el móvil) el número de teléfono del veterinario de emergencia, al cuál podamos llamar a cualquier hora.

·         Saber dónde acudir cuando tenemos una emergencia fuera del horario de trabajo habitual de los veterinarios.

·         Tener un pequeño botiquín con vendas y algún antiséptico, tanto en casa como en el coche.

·         Llevar siempre agua fresca cuando salgamos, especialmente en los días calurosos.

·         Llevar una manta gruesa en el coche para poder envolver a nuestro perro en caso de accidente. Sirve tanto para mantenerle caliente como para moverlo sin empeorarle las heridas en caso de accidente.

 

Con estos consejos presentes, podemos pasar ahora a analizar cada caso por separado.

Accidentes de tráfico.

Son una de las primeras causas de muerte en perros y gatos, por lo que lo más importante es la prevención. Hay que evitar que nuestro perro se acerque solo a la carretera, y normalmente eso sucede cuando lo perdemos de vista por un despiste por que se ha escapado de nuestro jardín. Si pese a las precauciones eso sucede, debemos actuar con rapidez.

En primer lugar, hay que llevarle fuera de la carretera y tumbarlo para que esté lo más cómodo posible. Hay que inspeccionarlo bien para detener todas las hemorragias que tenga, cosa que haremos presionando con una camiseta o cualquier otra prenda de ropa sobre la herida hasta que deje de sangrar.

Si tiene heridas graves o sospechamos que pueda tener cualquier tipo de lesión interna, debemos llamar a nuestro veterinario para contarle lo que ha pasado y avisarle de que vamos inmediatamente hacia su consulta.

Cortes en las almohadillas.

Una de los accidentes más habituales con los que podemos encontrarnos es que nuestro perro se haga un corte en la almohadilla del pie. Un trozo de cristal afilado o de metal que esté en el suelo puede clavarse en la pata y provocarle una herida de más o menos gravedad.

Estas heridas tienden a sangrar abundantemente, por lo que hay que actuar con rapidez. Lo principal es detener la hemorragia, por lo que usaremos un paño o cualquier trozo de tela que tengamos a mano para presionar sobre la herida. Una vez tengamos un poco controlada la hemorragia, debemos llamar rápidamente al veterinario para avisarle de que estamos de camino y acudir cuanto antes a su consulta. Esto es especialmente importante si el corte se ha producido con un trozo de cristal, ya que el veterinario deberá comprobar que no han quedado trozos pequeños en su almohadilla.

Abejas y avispas.

Durante el verano, no es raro que nuestro perro persiga una abeja y trate de comérsela. El resultado es una dolorosa picadura en la boca, que le provoca hinchazón en los labios y la cara. Si estamos seguros que la causa ha sido una abeja, lo mejor que podemos hacer es ponerle bicarbonato en la zona afectada, ayudará a controlar la acidez de la inflamación.

Si se trata de una avispa en vez de una abeja (lo podemos saber porqué las abejas dejan el aguijón, mientras que las avispas no), entonces hay que impregnar la zona con vinagre, ya que su picadura es cáustica en vez de ácida.

En general, la hinchazón remitirá en unas horas, aunque será visible durante unos días. Si pasados unos días no mejora o vemos que empeora, debemos acudir al veterinario. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder