Prurito en perros

El prurito en perros no siempre es sinónimo de falta de higiene o de cuidados. Un animal de compañía puede tener prurito en la ingle y rascarse poco, sin embargo, la situación se agrava cuando aumenta la frecuencia de “alivio”. Además, esta es una de las enfermedades perros que afecta la piel y el pelaje mediante varias lesiones.

rottweilerkopf2.jpg

Entre los problemas de salud en perros, el prurito es una de las que más fácil se distingue. Esto se debe a que se trata de una sensación cutánea muy desagradable que provoca que el animal se rasque, lama, muerda o frote la zona afectada con desesperación.

El prurito en perros del tipo leve no tiene estos síntomas, sin embargo, hay que evitar que se siga expandiendo, porque de lo contrario, puede ocasionar una reacción obsesiva y provocar nuevas heridas. Suelen aliviarse ellos mismos con la saliva y los sitios más frecuentes de prurito en perros son los genitales, la ingle, el ano y el abdomen.

Cuando se rasca, el animal puede lesionar la zona y si tiene las patas sucias, infectar la región, lo que empeora el picor inicial. Se forma como un “círculo vicioso”, donde el perro necesita más acciones para aliviar la molestia y picazón pero que esto produce lastimaduras que precisan de nuevas formas de alivio.

Los síntomas del prurito en perros pueden también ser menos evidentes. Por ejemplo, cuando el animal se frota contra las paredes, objetos o muebles, o se revuelca en el suelo o su cama. A medida que este trastorno se intensifica, el “contraataque” debe ser más fuerte, por lo que muchos perros se mordisquean de manera compulsiva.

Las causas del prurito en perros son:

-Parásitos, insectos o acáridos, también pulgas o garrapatas

-Alergias: al ambiente, a algunos ingredientes de la dieta, hipersensibilidad.

-Bacterias: mediante una infección bacteriana de la piel

-Irritaciones químicas o físicas: productos de higiene o de limpieza no aptos para perros, collares antiparasitarios, el césped, algunas plantas, etc.

El prurito en perros se trata con antisépticos, antiparasitarios y antibióticos.

Para evitar el prurito y todas las molestias que pueda causar a nuestro perro, lo más importante es la prevención de ellos con un sistema antiparasitario como por ejemplo Scalibor un collar que nos ayudará a proteger al perro de cualquier intruso no desado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder