Qué gato se adapta más a mi hogar

Aquellos que nunca antes han tenido la posibilidad de vivir con gatos es probable que deseen saber qué raza se adaptará mejor si tenemos un piso pequeño, niños o perros. En primer lugar has de saber que la mayoría de los gatos tienen una convivencia buena con otros seres, aunque suele haber excepciones.

casa1.jpg

Las necesidades del gato siempre tienen que estar contempladas antes de querer adoptarlo. Si no tendremos tiempo para hacernos cargo de él, darle su comida, cambiar su arena, jugar un poco o llevarlo al veterinario, es mejor no adoptar uno. El hogar del gato siempre se caracteriza por ser más limpio que el de un perro, porque estos animales son muy higiénicos y no ensucian en cualquier lado si se los enseña desde pequeños o desde el primer momento que llegan a la casa.

Si vives en un piso, es bueno que sepas que hay algunas razas de gato que se adaptarán mejor a este espacio. Lo bueno es que un gato casi siempre necesitará menos lugar que un perro, por ello es que cada vez más personas se deciden a adoptar un gatito. Esto se debe también a que pueden lidiar con el estilo de vida de los humanos.

Para conseguir un “compañero” gatuno para vivir en un piso, es preciso que seas una persona que no suela hacer fiestas o invitar a muchas personas, porque el ruido y las visitas pone muy nerviosos a los gatos.

Estas son las mejores razas de gato que se adaptan a vivir en un piso:

-Pelo corto inglés: es tranquilo, muy amable con el propietario, ideal para los que tienen a su primer gato en el hogar. Les encanta estar en el regazo y recibir mimos.

-Persa: es cariñoso y afable, con un comportamiento calmo. Ten en cuenta que requiere mucha atención y no es feliz si se queda varias horas solo. Deberás peinarlo a diario para que no se le enrede el pelo.

-Azul ruso: es cariñoso pero a la vez independiente, ideal para parejas sin niños o solteros que trabajan todo el día. Son tímidos con los extraños y leales con los que viven con él. Requiere poco mantenimiento y les gusta mucho jugar.

-Javanés: si bien es muy afectuoso y juguetón, no tolera estar solo, porque para ser feliz debe estar acompañado de gente (los que viven en el hogar, no extraños). Es una buena raza para los que nunca antes tuvieron gatos o para los ancianos, porque no requiere mucho mantenimiento.

-Ragdoll: es tranquilo y apacible, más del tipo “faldero”. Le gusta jugar un rato pero no es preciso estar todo el tiempo con él. No se adapta a vivir en exteriores, por lo que un piso pequeño es su hogar ideal.

Si hay un perro en casa y queremos adoptar un gato, debemos tener mucho cuidado, ya que puede haber peleas. Un gato nunca va a herir a un perro de gravedad, pero al revés si. El gato debe andar libre en la casa y dejar que el perro se acerque de a poco. Una buena “presentación” al principio es buena. Por ejemplo, tomando al gato desde la nuca y dejando que el perro lo olfatee un poco.

En el caso de la llegada de un bebé o que haya niños pequeños en el hogar, no habrá problemas con el gato mientras respetemos su rutina. Esto quiere decir, seguir brindándole atención, alimentándolo como corresponde, cambiando la arena de su arenero etc. Las mejores razas para adoptar cuando tienes hijos son el Abisinio, el pelo corto americano, el birmano, el maine coon, el manx, el persa y el ragdoll.

Por último, si hay otros gatos, la situación puede complicarse, porque no se aceptan de buenas a primeras. Los expertos dicen que es mejor que sean de diferente sexo y siempre darle más atención al gato que ya habitaba el hogar, porque es el que se siente “rechazado”. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder