Que hay que tener en cuenta cuando decido tener una cobaya como mascota

Decidirse a tener una mascota en casa no es algo que se pueda hacer a la ligera. Antes de optar por un animal en concreto, es importante conocer sus características básicas y saber si podremos cumplir con los requisitos necesarios para su cuidado y mantenimiento. Debemos tener claro que llevar un animal a casa es un compromiso serio que debemos asumir.

yoyocochondinde.jpg

Los cobayas son mascotas relativamente fáciles de mantener, pero hay que tener en cuenta algunos de sus rasgos más particulares antes de llevar uno a nuestro hogar, para evitar sorpresas desagradables que nos hagan replantearnos nuestra decisión.

Para empezar, es importante tener en cuenta que los cobayas son animales diurnos, que viven mucho mejor en compañía. Por lo tanto, es mucho mejor que tengamos dos ejemplares en lugar de uno y, a ser posible, del mismo sexo para evitar que críen.

La importancia de un ambiente tranquilo

También es necesario tener la jaula y todos los accesorios del cobaya preparados con antelación, para que cuando llegue a casa encuentre un lugar donde refugiarse. Debemos ser conscientes de que los cobayas son animales muy asustadizos, por lo que es mejor que lo dejemos tranquilo un día en este espacio, para que se vaya acostumbrando a nosotros y a su nuevo entorno sin ruidos ni movimientos bruscos.

De todos modos, pese a que el cobaya es un animal miedoso al menos hasta que coge confianza, la verdad es que es una mascota perfecta para un niño. Incluso es raro que muerda.

Cuidados básicos

A la hora de elegir un cobaya como mascota, también debemos tener en cuenta que estos animales no toleran bien los cambios bruscos de temperatura y que, de hecho, lo ideal es que estén en un ambiente con una temperatura máxima de entre 18 y 24 grados. Por lo tanto, deberemos ubicar la jaula en un lugar apartado tanto del sol directo, como de las corrientes de aire.

Además, los cobayas tienen problemas para metabolizar la vitamina C, por lo que siempre deberemos darles un aporte extra, en forma esencialmente de verduras ricas en este nutriente como el pimiento o los canónigos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder