Ragdoll

La raza de gatos Ragdoll es una raza muy sociable, a la que no le gusta estar sola, por lo que agradece estar en compañía de sus dueños.

El cepillado más o menos frecuente, es la única atención que se le pide en cuanto a su cuidado.

Es una raza grande con aspecto fuerte. Se caracteriza por la forma de v que conforman sus orejas.  Acepta varias tonalidades de colores.

ragdoll.jpg

El Ragdoll (en inglés literalmente “muñeca de trapo”) es una raza de gato característica por su docilidad extrema.

El Ragdoll fue durante muchos años una de las razas más cuestionadas en Norteamérica, donde se originó la cría. Algunos criadores de Sagrados de Birmania veían en él a un “Birmano de imitación”. Los rumores de que era un gato insensible al dolor, tampoco ayudaban a su consolidación.

Afortunadamente, todas estas especulaciones forman parte del pasado, el Ragdoll, hoy en día, es una de las razas más apreciada.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Ragdoll es un excelente animal doméstico. Posee un carácter sociable y tolerante. Apenas maúlla, sólo emite una voz debilísima. Es sumamente dócil, al tomarlo en brazos suele relajarse completamente, de ahí, el bien merecido nombre de “muñeca de trapo”.

Los Ragdolls adoran a sus dueños humanos y no les gusta estar solos. Mutaciones naturales y cruzamientos selectivos forzados entre razas muy domésticas como la siamesa, la persa y la birmana han privado a este gato de cualquier instinto de defensa. Reacciona poco al peligro, se muestra dócil y tranquilo. Es un gato casero y muy inteligente.

Cuidados y Salud:

El Ragdoll no necesita una atención demasiado meticulosa, bastará con cepillarlo de vez en cuando para evitar que el pelo se le enrede y anude.

El Ragdoll suele ser un gato robusto y sano. Debido al largor de su pelaje, se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo).

Historia:

Esta raza se originó hacia 1960 en Riverside, una pequeña localidad de California (USA). Ann Backer, creadora de la raza, obtuvo los primeros ejemplares de un cruce entre su gata Josephine (tipo Angora) con un macho Sagrado de Birmania. La raza se reconoció en la década de 1970.

Según cuenta la historia la gata Josephine fue atropellada por un coche (también se llegó a decir que en el accidente perdió un ojo, aunque sólo son suposiciones) y durante el periodo en que estuvo lesionada, se cuenta que unos estudiantes se hicieron cargo de ella, y ésta llego a domesticarse un poco debido a que vivía en una casa.

Cuando nacieron los gatitos se dieron cuenta de que eran enormes (demasiado para su corta edad) y muy dóciles y cariñosos. Así que la señorita Ann se dedicó a buscar la raza perfecta criando con los hijos de Josephine y otras muchas razas, escogidas previamente, para la monta y que así salieran los gatitos perfectos.

Otra parte de la historia es que Josephine era una gata persa impura, la cual fue expuesta a la monta con diversas variedades de gatos hasta obtener el Ragdoll actual.

Apariencia General

El Ragdoll es un gato grande y sólido, de aspecto fuerte. Tiene un cuerpo largo, musculoso y de pecho ancho. Huesos moderadamente robustos y unas patas de longitud media, siendo las patas traseras más largas que las delanteras.

La cabeza es de tamaño mediano, ancha y triangular. Posee los carrillos bien desarrollados, el hocico redondeado y medianamente largo.

Los ojos son grandes, ovalados y pueden ser de distintas tonalidades de azul.

El Ragdoll tiene una cola larga y tupida. Es frondosa en la base y más ligera en la punta.

El Ragdoll es un gato de pelaje largo o semilargo, con tres variedades de patrón: colorpoint, bicolor, y mitted. Los colorpoint (también conocido como gen siamés) se identifican porque tienen un color diferente al blanco en las extremidades, los bicolor dos colores y los mitted porque tienen barbilla blanca y “guantecitos” blancos.

Los colores del pelaje pueden ser marrón (seal), grisáceo (blue), chocolate, y lila, tanto en la cara como en los pies. También existen con otros colores menos tradicionales como crema, rojizo como una llama (flame) y tipo lince.

Los gatos de la raza Ragdoll tardan unos tres años en alcanzar por completo el desarrollo físico maduro. Un Ragdoll adulto macho puede pesar entre 5,4 y 9 kilogramos y llegar a medir 90 centímetros de largo, mientras que el peso de la hembra oscila entre los 4,5 y 6,8 kg.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder