Ranas arbóreas

Rana arbóreas: una especie de anfibio exótico muy valorado en los acuaterrarios por su belleza y su atractivo

ranaarborea.jpg

Las ranas arbóreas son alguno de los habitantes más apreciados por los aficionados a los anfibios en los acuaterrarios. Pequeñas, delicadas y muy bonitas, se han convertido en poco tiempo en mascotas exóticas muy populares que, pese a todo, resultan complicadas de mantener y necesitan unas condiciones muy específicas.

Posiblemente la especie más conocida de entre las ranas arbóreas sea la de ojos rojos (Agallychnis Callydrias), muy atractiva por su espectacular aspecto, pero otras también se pueden ver habitualmente en los comercios, como Hyla Arboria o Hyla Cinerela. Todas estas especies tienen una serie de necesidades comunes en cuanto a su mantenimiento, pero el correcto acuaterrario para cada una de ellas deberá de ser completado con especificaciones propias para la especie en cuestión.

Lo primero que hará falta será un habitáculo de gran tamaño, cuanto más grande mejor, que tenga además una altura suficiente, de al menos setenta centímetros. Este acuaterrario deberá de estar poblado de numerosas plantas con troncos suficientemente gruesos como para que las ranas se apoyen en ellos, y tener un espacio inferior acuático cuyo tamaño dependerá de la especie.

La temperatura debe de mantenerse entre 19 y 28 grados, con ligeras variaciones, y procurando asimismo realizar una cierta estacionalidad con el calor en el acuaterrario. La humedad debe de ser alta, con pulverizaciones de agua muy frecuentes, que se pueden provocar con un tubo interno de lluvia. De esta forma se podrá reproducir de forma adecuada la temporada de lluvias, que coincide con la de reproducción de estas especies, pudiéndose alcanzar ésta.

La alimentación de las ranas arbóreas es preferentemente carnívora, con insectos de tipo grillo, cucaracha o saltamontes. Al menos deben de comer una vez a la semana, siendo lo ideal dos o tres. La presa debe de introducirse aun viva en el acuaterrario y será cazada por la rana, que normalmente rechazará presas ya muertas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder