Red cherry, la fiebre roja

Las gambas de la especie neocaridina heteropoda, o red cherry, se han convertido en poco tiempo en uno de los animales estrella de los acuarios, siendo las grandes culpables de la actual fama de los gambarios. Su precioso color, sus costumbres curiosas y, sobre todo, su carácter enormemente prolífico han hecho que estos pequeños crustáceos hayan ganado muchos adeptos, y el interés por ellas no hace sino crecer.  

redcherryshrimp.jpg

Las neocaridina heteropoda son unas gambas provenientes de Taiwan que tienen en la naturaleza un color parduzco poco atractivo. Diversos cruces genéticos han conseguido crear en ellas una fuerte tonalidad rojiza (de la misma depende la calidad y el precio de la gamba, hasta las más puras, denominadas sakuras) que atrae a muchos aficionados a la hora de montar sus gambarios. Y es que el contraste entre el fuerte color rojo de las gambas y el verde de las abundantes plantas que pueblan esos gambarios resulta fascinante.

 

Su pequeño tamaño y las escasas necesidades de espacio que tienen son otros de los elementos a favor de la popularidad de este animal, que puede ser mantenido en tanques de hasta diez litros. Además se muestra extremadamente prolífica, siendo ovovivípiara (las hembras ovadas transparentan los huevos amarillos en su vientre días antes de parir a las zoeas), por lo que en pocos meses, y si se tienen unos índices químicos más o menos adecuados se puede tener un enorme número de red cherrys en nuestro pequeño acuario.

 

Las necesidades químicas son bastante habituales, con un ph casi neutro y, sobre todo, nada de nitratos. Además es conveniente una adición suplementaria de calcio de vez en cuando (por ejemplo metiendo una concha de caracol en el agua). Se alimentarán de casi todo, teniendo preferencia por vegetales hervidos y papillas especiales. Con estos sencillos consejos las gambas encontrarán en el gambario un hábitat ideal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder