Salud de la Chinchilla

Sería bueno que, de vez en cuando, le hiciésemos un chequeo rutinario a nuestra Chinchilla para detectar cualquier posible anormalidad, por ejemplo:

chinchilla 4.jpg

Ojos: son redondos, limpios y brillantes, los tres signos de buena salud. Tienen que estar limpios, aunque puede ser que tenga los ojos irritados por haberle entrado algo en el ojo como arenilla o incluso algún arañazo.

No deben tener legañas ni zonas alrededor sin pelo.

Los jóvenes son propensos a las infecciones, se caracterizan por un lagrimeo abundante, irritación, incluso hinchazón o que esté cerrado o pegado.  Si lo observamos a tiempo y lo llevamos al veterinario especialista, su curación será más rápida.

También pueden padecer, aunque no sea tan frecuente, obstrucción del conducto lagrimal, cataratas, glaucoma, etc. Cualquiera que sea el problema debemos llevarlo al veterinario para su exploración y tratamiento.

Oídos: deben estar limpios, ya que son una parte importante de la ventilación de la Chinchilla.

Como no tienen glándulas sudoríparas, no pueden sudar para refrigerar el cuerpo cuando está demasiado caliente. Así, tanto en las patas delanteras como en las orejas, al ser zonas sin pelo, las utiliza como zonas de circulación sanguínea para regular la temperatura.

El color rojizo de las orejas es indicativo de esta gran circulación sanguínea, indicativo de si nuestra mascota está rozando o no el golpe de calor.

Dientes: como roedor que es, sus dientes crecen durante toda su vida. El color natural de los dientes es amarillo anaranjado, empiezan a tenerlo de pequeños. El color blanco indica falta de vitamina A y de calcio o hierro.

Deben encajar perfectamente con su contrario y desgastarse correctamente. Si no es así, nuestra Chinchilla empezaría a no comer bien y padecer Maloclusión dental, típico de los roedores cuando los dientes crecen torcidos o no se desgastan correctamente.

Es muy importante su control de crecimiento, puede llegar a ser muy grave e incluso provocar la muerte de la Chinchilla. Para evitarlo, darle siempre heno, es imprescindible para el desgaste de sus incisivos y molares. También podemos facilitarle objetos o golosinas para tal fin que encontraremos en las tiendas de animales especializadas.

El pelo: hay que mirar que esté sedoso, brillante y suelto, que no haya pérdida de pelo, ni calvas o heridas en el cuerpo, señal de micosis o carencias. Con la ayuda de un cepillo, podemos ayudarnos a observar el pelaje, y en épocas de muda, además sacaremos el pelo muerto.

Pies: sus cuatro patas son muy fuertes, pero las que sostienen su cuerpo son las traseras, éstas son más fuertes y grandes, además les ayuda a saltar y trepar; en cambio las delanteras las utiliza más para coger y sujetar las cosas y además para acicalarse. Cualquier problema que tenga en sus patas le afectará tanto para alimentarse como para moverse, controlar que no hayan heridas, uñas largas, etc. 

En cuanto a sus deposiciones:

Orina: su color normal es amarillo. Si se vuelve de color fuerte o roja es que hay sangre en la orina y es motivo suficiente para llevarla al veterinario.

Heces: deben ser secas, duras y alargadas. Como otros roedores, se come sus heces cecales, las del colon, y lo hace como hábito normal para aprovechar los elementos que equilibran su flora intestinal. La causa más habitual de heces blandas o diarreas son los cambios bruscos de alimentación, hay que hacerlos progresivamente.             

Si las heces tienen a su alrededor una capa mucosa transparente es que están estresadas, y si son más pequeñas de lo normal es que está resfriada o tiene constipación. Y sobre todo, si hay diarrea, puede ser por algún problema en la alimentación o por parásitos, y lo veríamos porque los pelos alrededor del ano están manchados de ella, así que sin dudarlo, hay que llevar al animal a un veterinario y mejor que sea un especialista en animales exóticos.   

Cualquier cambio que observemos en nuestra Chinchilla

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder