San Bernardo, informate antes de adquirirlo

El San Bernardo tiene sus raíces en Suïza. Posee un carácter predominantemente tranquilo, reposado y cariñoso.

Acostumbran a tener una vida de entre 8 y 14 años. Factores como un buen cuidado, así como una alimentación adecuada a sus necesidades, son fundamentales para que su vida esté en las mejores condiciones.

sanbernardo1.jpg

Ten en cuenta que no estamos hablando de un perro cualquiera. Los perros de raza grande necesitan de muchos cuidados y de una buena alimentación. Esto tiene unos costes que sumados a lo largo de la vida del perro pueden ascender a una cantidad de dinero bastante grande. Solo te pedimos que seas responsable y que no lo abandones, él te necesita, si no vas a poder cubrir sus necesidades, es mejor que no lo adquieras.

El San Bernardo a simple vista es un perro grande. Esto significa que es distinto que los perros de otro tamaño. Obviamente esta es una diferencia a tener en cuenta. No es lo mismo vivir con un perro diminuto que con un perro que ocupa la mitad del maletero de nuestro automóvil.

El espacio en el que va a convivir es muy importante, no son las mismas necesidades que puede tener un perro de raza grande que las que puede tener un perro de raza pequeña. Tendrás que tener en cuenta aspectos como la cama, el transportín y muchos otros aspectos que trataremos de ahora en adelante.

Los humanos solemos dormir en camas adecuadas a nuestras necesidades, los bebés cuando nacen duermen en cunas, los ancianos, en camas que se pueden levantar. Con los perros pasa lo mismo, los perros de raza grande necesitan camas adecuadas a sus necesidades, son más grandes de lo habitual, y acostumbran a ser un poco más gruesas.

Hablamos siempre de "perros de raza grande". Cada perro es distinto, mide el tuyo cuantos centímetros hace de largo, sentado, estirado, etc. Estas medidas te servirán para poder escoger un transportín en caso de que lo puedas necesitar.

El San Bernardo como todas las razas de perros, debe ser bañado al menos una vez al mes. Para eso necesitaremos una bañera de grandes dimensiones, si no disponemos de bañera, también tenemos la opción de bañarlo en el patio o la terraza con una manguera, y si no tuviéramos ninguna de estas dos opciones, tenemos la posibilidad de acudir a un centro especializado para que lo bañen.

Si tu perro va a vivir en el exterior y te planteas comprarle una caseta, asegúrate bien de las medidas, piensa que es un lugar donde va a pasar buena parte de su tiempo, por lo que es importante que se sienta confortable dentro. Por otro lado, antes de adquirirla, debes saber donde la vas a poner, existen distintos tipos de caseta para perros con distintos materiales. No es lo mismo el material que puedes necesitar si tu caseta está dentro de un porche o si está a pleno sol.

El San Bernardo necesitará espacio suficiente si decirles viajar en coche con él. Piensa que no puede viajar sobre tus piernas o libremente en el asiento trasero. Además de peligroso no está permitido. Ten en cuenta pues que deberá tener espacio suficiente en los asientos traseros, utilizar un cinturón o bien viajar en la parte trasera, compartiendo espacio con tu equipaje. Debes prever espacio suficiente para él. Si tienes un coche muy pequeño, tenlo en cuenta.

Si alguna vez necesitas viajar en avión, debes tener en cuenta que tu perro debe viajar en la bodega, no puede ir a tu lado. Infórmate en la compañía aérea con la que vayas a viajar, no todos los transportines, por grandes que sean, están homologados, consulta en la IATA las características de estos transportines.

No es muy aconsejable si tienes un perro de este tamaño viajar en transporte público.  Deberás llevarlo en un transportin de grandes dimensiones, y esto puede ser muy aparatosos tanto para ti como paraEl San Bernardo

En espacios públicos es obligatorio que lleves al perro atado con una correa y un collar o arnés. Nunca le lleves suelto, ya que existen personas que temen a los perros, cosa que puede alterar al propio perro y causarte algún incidente con tus vecinos o conciudadanos.

El San Bernardo, como la mayoría de perros de raza grande, necesitan gastar su energía con ejercicio diario. El paseo es muy importante, sobre todo en caso de no tener un patio grande donde tu perro pueda realizar ejercicio. No hay una norma marcada, pero lo que sí que es seguro, es que cuanto más, mejor.

Para los perros el ejercicio es su fuente de vitalidad y aun más para los perros de raza grande. Intenta realizar actividades con él, salir de excursión, a correr, con bicicleta, cualquier actividad física será buena para él. Si además las hacéis juntos la compenetración entre los dos será estupenda.

Dicen que somos lo que comemos, pues lo mismo pasa con los perros. Si además tenemos en cuenta que nuestro perro es de raza grande, entonces aún comemos más. La alimentación es una de las partes más esenciales para la vida de nuestro perro.  Ahorra intentando comprar formatos grandes y con descuentos, pero no ahorres en calidad, pues lo puedes acabar pagando caro.

Escoge un pienso de muy buena calidad, no tiene porque ser caro. Pídenos consejos sobre la mejor alimentación para el perro si lo necesitas. Esta alimentación influirá directamente en su vida y en los próximos años los efectos de una alimentación no adecuada pueden ser desastrosos.

El San Bernardo, como cualquier perro tiene que comer y para ello debemos elegir un pienso para él. Evidentemente no existe el pienso perfecto o el mejor pienso del mundo. Hay muchas marcas de pienso y de muy buena calidad, deberemos buscar una que le guste a nuestro perro, que el tamaño de la croqueta sea el adecuado y que le aporte todo lo que necesita.

Huye de los piensos de marca blanca y de los piensos excesivamente baratos. No le aportarán los nutrientes que necesitará y ello tendrá consecuencias inmediatas en su salud, su apatía y resultará mucho más caro a la larga, puesto que no podrás evitar tener que visitar al veterinario más ocasiones de lo normal. Vivirá menos años y envejecerá más rápidamente y con mucha menos salud y calidad de vida.

Cíñete a la cantidad diaria recomendada por cada marca de pienso. Todas las marcas, tienen sus propias tablas de cantidades diarias recomendadas. Verás que estas cantidades son distintas según el peso del perro y la actividad diaria, cuanto más actividad, más pienso. Respeta estas cantidades y conseguirás que tu perro tenga el peso adecuado.

Verifica que el pienso que has escogido contiene sustancias condroprotectoras. Estas previenen de problemas en las articulaciones. Cuanto más grande es el tamaño del perro mayor es la necesidad que debemos atender en este aspecto. Con un buen pienso evitarás problemas en sus articulaciones en su etapa de adulto y anciano y evitarás visitas innecesarias y caras al veterinario. Vivirá mejor él y tu.

El San Bernardo quiere salir a pasear, esto ya lo hemos dicho y te hemos razonado porque. La cuestión es que especialmente durante la época que va de marzo a septiembre los perros corren el riesgo de contraer parásitos. Esto se puede evitar con la prevención, existen collares, pipetas y sprays que ayudan a ello. En caso de tener estos parásitos también existen productos para la desparasitación, contáctanos para saber más al respecto.

La higiene y cuidado del perro son aspectos tan importantes como la alimentación. Debemos comprar un champú adecuado para nuestro perro, según el tipo de pelo, el color, etc…  Lavar al perro no requiere mucho tiempo, con una o dos veces al més es suficiente, pero recuerda elegir un buen champu y conseguirás que tu perro tenga un pelo sano y brillante.

A todos nos gusta darles galletas a los perros. A ellos mucho más. Al experto en nutrición de Petclic, no le gusta tanto. Ten contención en este asunto. Utiliza con inteligencia los snacks para perros y siempre en tu favor. Pueden ser un buen aliado para corregir conductas o premiar acciones positivas del perro. Lee nuestros consejos al respecto en la biblioteca de contenidos Petclic.

La alimentación diaria de tu perro debe estar basada únicamente en el pienso. Un pienso de buena calidad le aportará todo lo que necesita. No le deis vuestra comida al perro ya que lo único que hacéis es sobrealimentarle y eso conllevará que el perro  pueda tener problemas de obesidad o de sobrepeso.

En las primeras etapas de vida en familia vigila la relación entre el perro y los niños. Los niños a veces no son suficientemente cuidadosos con los animales. Transmite con tu ejemplo y explicaciones el respeto máximo hacia el perro. A la vez vigila que el perro, con su tamaño y fuerza no pueda provocar caídas o lastimar a los niños o  a las personas ancianas, acostúmbrales a todos a relacionarse con El San Bernardo

En el juego con personas adultas recuerda que la fuerza de sus patas, sus uñas y sus dientes pueden dañarte en algún momento del juego. El perro, cuando está jugando es muy consciente de su fuerza y de que puede hacerte daño, no obstante algunas veces mezclamos una mano con una pelota dentro de la boca del perro, o sin querer pisamos sus patas o su cola o el cae sobre nosotros. Tenlo en cuenta.

Un perro es un buen compañero por mucho tiempo. Puedes salir a pasear con él, y te puede acompañar en muchos lugares públicos. Para evitar situaciones incómodas, tanto con otros perros, como en restaurantes, tiendas, etc, es importante que lo puedas adiestrar de bien pequeño, una buena sociabilización hará que tu vida con él sea mucho más agradable, y que te pueda acompañar a todos los sitios sin ningún problema.

El San Bernardo es un perro sociable. Acostúmbrale a recibir visitas y a relacionarse con las personas, que vea personas y vea muchos perros durante sus primeros meses. No le permitas saltar o abalanzarse sobre las personas, aunque algunas querrán hacerlo, intenta evitar que el perro lo haga de forma instintiva.

Nosotros lo tenemos claro, adoptar antes que comprar, no solo por el dinero, hay más razones. Un perro adoptado puede ser igual de bueno e incluso mejor que uno comprado. Existen muchísimas entidades que trabajan a favor de la adopción o la acogida de los animales. Si quieres una raza en concreto, te animamos a que visites el apartado de nuestra biblioteca "Adopción y Acogida", puedes contactar con entidades cerca de tu hogar, seguro que puedes encontrar lo que estás buscando.

Reflexiona seriamente sobre si quieres vivir con un perro. Si ya lo has experimentado, ya estás enseñado y ya sabes lo que implica. Si es tu primera vez, piensa que la mayoría de perros que hoy están en entidades de acogida son fruto de un capricho por parte de alguien que no reflexionó suficientemente sobre las responsabilidades y consecuencias de vivir con un animal y paso por alto consejos como el que ahora tu, por fortuna, estás leyendo.

Lee nuestros consejos sobre conducta y comportamiento de los perros. Un par o tres de horas de lectura en nuestra biblioteca de consejos te dará muchas pautas para disfrutar mucho mas de un perro como El San Bernardo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder