San Bernardo, su relación con los niños y en familia

El San Bernardo es un tranquilo perro de guardia que necesita de un gran espacio físico y de la posibilidad de hacer mucho ejercicio. Tiene un carácter sosegado y reposado, así que ejercerá muy bien como "perro niñera", pero no se involucrará en todos los juegos con los más pequeños.

sanbernardo2.jpg

El San Bernardo es una raza de perro muy tranquila y amigable que puede llegar a ser el perfecto compañero familiar si lo que se busca es un perro de grandes dimensiones que cuide de su hogar y se muestre cariñoso con los más pequeños de la casa. Este perro, al igual que otros, se ha hecho bastante famoso gracias a sus apariciones televisivas y cinematográficas.

-Relación con la familia

Para poder tener un San Bernardo con nosotros debemos ser conscientes que es un perro de gran tamaño y de una enorme fuerza que tiende a ser dominante tanto con sus dueños como con otros animales. Por esta razón, es necesario que el dueño del San Bernardo se mantenga siempre firme, adiestrando y socializando a su perro de forma constante y desde edad temprana, evitando así conductas no deseadas en un futuro.

Si ha sido bien educado, el San Bernardo se puede adaptar perfectamente a la vida en un apartamento de grandes dimensiones, siempre y cuando se le brinde la oportunidad de realizar una gran cantidad de ejercicio físico, no obstante, hay que tener en cuenta que el San Bernardo tiende a babear, por lo que es aconsejable proporcionarle un lugar al aire libre (un jardín, una terraza, etc…), donde pueda moverse libremente y dormir de forma cómoda.

Además, tal y como podemos observar, el San Bernardo ingerirá grandes cantidades de comida al día, suponiendo un gasto elevado a la economía familiar.

-Relación con los niños

El San Bernardo se mostrará muy cariñoso con los niños y nunca ocasionará problemas a la hora de convivir con ellos, siempre y cuando ambas partes sepan respetarse mutuamente.

Es importante mencionar que el San Bernardo no llegará a ser el perfecto compañero de juegos para los niños, debido a que posee un carácter excesivamente reposado, involucrándose muy poco en los juegos de los más pequeños, pero sí que será un excelente “perro niñera”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder