Schnauzer, caracter, conducta y comportamiento

El Schnauzer es una raza de perro de origen alemán entre los siglos XV y XVI. Su objetivo principal ha sido el de cazar y perseguir. Su nombre deriva de “hocico” o “bigote”, debido a sus características físicas.

schnauzermediano11.jpg

Existen diferentes tipos de Schnauzer: miniatura, estándar y gigante. El carácter destaca por ser inteligente, intrépido y activo. Además, tiene una gran conducta, con aptitudes que lo tornan excelente para ser mascota.

A excepción del tipo gigante, los otros dos se adaptan muy bien a vivir en un piso en la ciudad. La convivencia con los niños y las personas, así como también con perros o gatos es muy buena.

Por su parte, el Schnauzer puede llegar a ser bastante hiperactivo, por lo que le gustará mucho jugar con los pequeños. Su comportamiento es similar al de los Terrier, por tener orígenes en común.

Es necesaria una buena socialización desde cachorros con otros perros, suelen ser bastante dominantes.

Entre los cuidados que necesita un Schnauzer se encuentran el cepillado, aseo y corte de su pelaje de manera periódica. Cabe destacar que no se les cae y por ello se enmaraña fácilmente.

El punto débil de estos perros es el aparato digestivo, por lo que deben llevar una dieta sana con pienso y evitar que suban demasiado de peso. Como son muy enérgicos, podrán hacer ejercicio todos los días.

Hay cinco variedades de color de un Schnauzer: negro y plata, sal y pimienta, negro, blanco y sal y pimienta con negro.

En cuanto al adiestramiento, el Schnauzer puede recibir una recompensa cuando hace lo que el amo le indica, diciendo una palabra una sola vez, el perro lo comprenderá. Si, en vez de ello, se pronuncia la misma palabra varias veces, se confundirá y no sabrá qué hacer, quedando quieto y mirando al dueño.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder