Scottish fold

La raza de gatos Scottish Fold se caracteriza por ser una raza totalmente sociable, capaz de adaptarse a cualquier ambiente, pues no le importa ni la compañía de extraños ni la de otros animales.

Como en la mayoría de los gatos, no requieren de un cuidado especial en su pelaje, cepillarlos de vez en cuando es más que suficiente. Se dice, que es una raza sana.

En cuanto los rasgos físicos más distintivos, sus orejas caídas hacia delante y su denso pelaje que acepta todos los colores son los puntos más notorios. 

scottish fold.jpg

El Scottish Fold o Fold Escocés es una de las razas de gato doméstico más peculiares, caracterizada por tener unas orejas pequeñas y dobladas hacia delante, como si fuera una gorra.

El plegue del pabellón auricular es debido a una mutación espontánea de un gen dominante conocida como (Fólder Ear) cuya traducción es orejas plegadas.

Para muchos se trata de un gato encantador, tanto por su carácter amistoso como por su curioso aspecto de muñeco de peluche. Su físico recuerda mucho al British Shorthair, raza con la que están permitidos los cruces (variante con orejas erguidas pero portadores del gen mutante dominante “Fold”).

No se permiten los cruces entre dos ejemplares Scottish Fold ya que se suelen dar muchos casos de graves anomalías óseas en los gatitos.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Scottish Fold es un gato cariñoso, apacible y silencioso, su voz es muy dulce. En familia se mostrará tranquilo y muy confiado, ideal para el trato con los niños, raramente muestra señales de mal humor. Toleran muy bien a otros animales y se adapta perfectamente a cualquier espacio.

Este animal es muy amistoso, dulce y compañero, confía plenamente en el ser humano y le es muy fácil adaptarse a nuevos entornos. Casi nunca presenta nerviosismo. En manada generalmente siguen a un “líder”, que suele ser el padre, imitando todos sus movimientos.

Cuando se cruzan con otras razas son generalmente pacíficos, aunque siempre atentos. El Scottish Fold es un gato particularmente tranquilo, sociable con sus congéneres y con perros, dulce y afectuoso, adora la familia, también conocido como un gran cazador.

Cuidados y Salud:

El Scottish Fold no necesita una atención especial, bastará con cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude, especialmente en los ejemplares de pelaje semilargo. Para el cepillado es muy importante hacerse con utensilios específicos para esta tarea, en este enlace puedes encontrar una gran variedad de cepillos y peines para gatos.

Es recomendable una dieta sin aporte específico de calcio, ya que este mineral reforzaría el cartílago de las orejas y deformaría el característico pliegue.

El Scottish Fold suele ser un gato robusto y sano. En los ejemplares de pelo largo se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo).

Si el animal desciende de razas con orejas erguidas (Británico de pelo corto o Scottish Straight) no debemos preocuparnos por las malformaciones óseas ya que éstas se presentan cuando el animal desciende de otros Scottish Fold.

En estos casos suele presentarse un acortamiento de las vertebras del coxis o artritis en las extremidades lo que provoca en el animal dolor y cojera. Otro de los síntomas es el excesivo crecimiento de las uñas provocando dolor al caminar o deformación en los cojinetes.

Los partos suelen ser tranquilos. La pasividad de la hembra facilita las cosas. Los cachorros suelen nacer con las orejas hacia atrás. Apenas tres semanas después del nacimiento comienzan a desarrollar su característica más diferencial. Puede ocurrir que no logren desarrollarse del todo, inclusive hay casos en los que sólo una oreja consigue el objetivo. Para evitar estos problemas, los expertos aconsejan no darles demasiada leche cuando son bebés, porque esto provocaría que la fuerza natural del desarrollo no pueda competir contra la firmeza del cartílago.

Historia:

El Scottish Fold proviene de Escocia aunque sus antepasados podrían ser chinos, hay quien mantiene que a finales del siglo IX llegaron a Escocia procedentes de China gatos de orejas caídas que podrían haber intervenido en  la formación de la raza.

Sin embargo, el inicio del trabajo con la raza se produjo en Escocia en 1961 a través del matrimonio Ross cuando decidieron cruzar a su gatita Suzie, un ejemplar de orejas caídas, con un British Shorthair.  En 1966, ellos mismos, registraron sus primeros gatitos como Scottish Fold.

La raza despertó un gran entusiasmo y enseguida fue reconocida por los organismos oficiales ingleses, desgraciadamente, esos mismos organismos, tuvieron que prohibirla al poco tiempo, en 1974, debido a los graves problemas de artritis en las extremidades que presentaban los gatos en su edad adulta, provocados por el gen dominante, el Fold.

La solución llegaría unos años después gracias al trabajo de otros criadores y genetistas estadounidenses. Se descubrió que el problema se encontraba en emparejamientos con Scottish Fold, cuando intervenían otras razas, incluso Scottish Straight, no se presentaban problemas.

La raza fue reconocida oficialmente por la CFA (Cat Fancy Asociation ) en 1974.

El emparejamiento debe ser con otras razas como el Scottish straight (descendiente de un Fold) o con British Shorthair.

Apariencia General:

El Scottish Fold es inconfundible por sus pequeñas orejas plegadas hacia delante.

Son animales de tamaño mediano y aspecto redondeado. Su cuerpo es musculoso, compacto y robusto, pero suelen pesar muy poco.

La cabeza es grande y redondeada. La nariz es chata y corta y los pómulos salientes. Tiene unos ojos grandes y redondos. La cola es mediana y gruesa.

En cuanto al pelaje, su pelo es corto, elástico y suave. También existe una variedad de pelo semilargo, la variable Highland Fold referida a los ejemplares de pelo semilargo.

No tiene un color específico, se admiten y reconocen todas las tonalidades y las variedades colourpoint sin blanco.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder