Setter, enfermedades y problemas de salud

settergordon3.jpg

 

El Setter es un perro con una esperanza de vida media de unos 13 años.  Es bastante sano, y tiene poca predisposición genética a sufrir enfermedades hereditarias.  De hecho, las más comunes son la displasia de cadera, la torsión gástrica, y la atrofia progresiva de la retina.

 

 

La torsión gástrica es uno de los trastornos  comunes   en perros de gran tamaño, como el Setter. Se  produce cuando los ligamentos del estómago no pueden sostenerlo de manera adecuada, y cualquier movimiento excesivo o la acumulación de gases hacen que gire encima de si mismo, llegando a colapsarse. Para evitarlo, es una buena opción evitar que el perro haga ejercicio después de comer,  repartirle su comida en varias tomas, y procurar colocarle la comida y la bebida en recipientes un poco altos, para facilitar que coma sin hacer ejercicios bruscos.

 

 

También es una de las disfunciones óseas  habituales en el Setter la displasia de cadera, de carácter hereditario y que provoca un mal encaje entre la articulación de la cadera y la cabeza del fémur. Esto provoca que el perro cojee al moverse, y que muestre una cierta debilidad en sus patas traseras, además de dolor al hacer ejercicio. Un problema parecido es la displasia de codo, que se produce en la articulación que une el húmero, cúbito y radio.

 

 

Los perros de esta raza también son especialmente propensos a sufrir alergias en la piel, especialmente provocadas por su nutrición y el entorno donde viven, especialmente los ácaros del polvo, el polen, y las picaduras de pulgas.  Pueden adquirir diversas formas, que van desde la pérdida de pelo a las heridas permanentes, pasando por enrojecimientos.

 

 

 Asimismo, es importante señalar que a veces el Setter se ve afectado por una enteropatía sensible al gluten. Se trata de una enfermedad rara que causa al perro alergia a este elemento que se encuentra en cereales como el trigo. Esencialmente, causa cambios en el peso y diarreas leves.

 

 

De todos modos, ten  siempre presente que todos estos problemas de salud pueden ser tratados médicamente. Consulta con un veterinario de confianza cualquier síntoma que pueda tener tu perro.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder