Shih Tzu, caracter, conducta y comportamiento

El Shih Tzu, también conocido como el perro-león chino, es una raza que se originó en ese país asiático.

Los criadores los arreglaban para que se parecieran a los leones, que según su cultura, son guardianes.

shihtzu2.jpg

Está muy ligado a la religión budista.

El Shih Tzu es un perro pequeño. Su hocico es corto, tiene ojos oscuros y grandes, un suave manto de doble capa y las orejas caídas y cubiertas con pelo largo, igual que su cola.

Además, no mide más de 27 cm y no pesa más de 7,5 kg (en los machos). El Shih Tzu puede tener el pelo de casi cualquier color, sin embargo el blanco en el rostro y la punta de la cola es lo más frecuente. También hay negro, gris, marrón o atigrado.

Entre las características notables del Shih Tzu se encuentra el hecho de que su mordida es prognática, es decir, con la mandíbula inferior adelantada.

El Shih Tzu tiene una conducta y un carácter relacionados a la lealtad, el cariño, la socialización y el alerta. Además, es un excelente guardián, aunque no fueron creados para este fin.

Prefiere siempre estar cerca de sus dueños, con frecuencia puede ofrecer afecto también a los extraños. La convivencia con los niños y con otros perros es maravillosa, debido a su carácter.

El comportamiento del Shih Tzu es muy bueno, es obediente y siempre seguirá lo que le dice su amo.

En relación a sus cuidados, necesita especial atención en sus ojos, en su pelaje largo y en su alimentación. En el primer caso, para evitar inflamaciones, en el segundo cepillar, cortar y lavar periódicamente y en el tercero porque suelen tener un estómago muy delicado y sólo comen pienso.

El Shih Tzu es un perro que puede llegar a vivir hasta 16 años si se lo cuida y ofrece cariño y atención. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder