¿Si el perro se come una pipeta frontline puede tener problemas?

Frontline no se absorbe a nivel digestivo por lo que difícilmente nuestro perro puede tener problemas si lo ingiere. De hecho, para presentar síntomas como vómitos o letargia, la cantidad de producto que nuestro perro debería ingerir tendría que superar con creces la cantidad que probablemente tenga a su alcance. Es decir, Frontline puede ser tóxico pero a muy altas dosis. Podemos concluir que Frontline es un producto seguro para nuestras mascotas tanto por la protección que ofrece, como por la escasa o nula cantidad de incidentes que puede producir tras una mala aplicación o manejo.

frontline-spot-pipetas-antiparasitarias-perro-2-formatos-4-tamanos.png
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder