Sphynx, conoce la Raza, consejos

La raza de gatos Sphynx se caracteriza por su tipo de pelo casi inapreciable. Acostumbra a ser juguetones, por lo que es importante prestarles atención. Son gatos que no muestran apenas agresividad.

Es importante bañarle como mínimo un par de veces al mes para eliminar restos de suciedad en la piel. Aunque podría parecer al contrario, uno no se debe preocupar demasiado por la exposición al sol de un Sphynx, ya que su piel reacciona como la de un humano.

El Sphynx es una raza con un parecido delgado debido a su longitud. Su pelaje no es que sea inexistente, sino que es tan fino, que prácticamente no se ve. 

sphinx 3.jpg

El Sphynx, o gato esfinge, es una raza de gato cuya característica más llamativa es su aparente ausencia de pelaje.

El gato Sphynx fue la primera raza sin pelo o sin pelaje aparente reconocida por la asociaciones felinas que llevan un registro genealógico de los felinos de raza; actualmente son tres las razas de gatos pelados o que parecen ser reconocidas o en alguna etapa de serlo.

Hoy en día el Sphynx comparte junto con el Peterbald y con el Don Sphynx la exclusividad de ser una de las tres únicas razas peladas o sin pelos.

El gen responsable de la modificación en el pelaje del Sphynx es recesivo y tiene dominancia incompleta sobre su alelo, si es que está presente el gen que produce el Devon rex (ambos son recesivos al tipo salvaje), mientras que las otras dos nuevas razas de Rusia: el Peterbald y el Don Sphynx, tienen sus propias mutaciones independientes y de tipo dominante.

El Sphynx produce, desde sus orígenes, el mismo grado de afecto que de rechazo. Para sus detractores es un gato raro; con cabeza de serpiente y orejas de murciélago. Sus incondicionales, en cambio, lo valoran como una excentricidad de la naturaleza. Lo cierto es que su desnudez no deja a nadie indiferente.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Sphynx es un gato tranquilo y cariñoso, necesita mucho contacto físico. También es muy juguetón, le encanta saltar y trepar. En casa, se adaptará perfectamente a la vida familiar, no suele tener problemas con otros animales y se mostrará paciente con los niños gracias a su, prácticamente, carencia de agresividad.

Los gatos de raza Esfinge o Sphynx son de temperamento dulce, pacíficos, amigables, curiosos e inteligentes, normalmente prefieren la calma y la tranquilidad.

Es sociable y afectuoso, siempre muy dependiente de sus dueños.

Aman los lugares cálidos así como mantenerse en los interiores en época invernal dado que es sensible a los cambios de temperatura.

Cuidados y Salud:

El Sphynx, debido a la ausencia de manto, necesitará un aseo constante ya que su piel produce mucho sebo al transpirar. Es recomendable bañarlo un par de veces al mes con algún champú específico. Su piel, en cambio, no necesita una especial atención ante el sol, reacciona como la humana, las partes más pigmentadas pueden oscurecerse e incluso aparecer pecas.

El Sphynx, pese a la fragilidad de su apariencia, suele ser un gato robusto y saludable. Lo único a tener en cuenta, por su carencia de pelaje, es no exponerlo a bajas temperaturas.

Historia:

Los antiguos aztecas criaban por igual a perros y gatos sin pelo. Existen grabados precolombinos donde se pueden apreciar. Mucho después, en 1830 el biólogo alemán Rudolph Renger ya describía a los Sphynx en su obra “Historia natural de los mamíferos del Paraguay”.

Posteriormente, en 1902 J. Shinick de Alburquerque (New México) publicó un artículo, junto a la fotografía de dos gatos desnudos, donde relataba que la raza estaba a punto de desaparecer. Desde entonces, criadores europeos y americanos han seguido interesándose por la raza, en la actualidad está reconocida por las principales federaciones.

Los gatos aparentemente calvos o sin pelaje, desnudos, lampiños o sin pelos, han aparecido de modo natural a lo largo de la historia y seguramente seguirán apareciendo en el futuro. Las modificaciones en el pelaje son generalmente producto de las mutaciones que son el camino de la naturaleza en la evolución.

Esta apariencia característica es el resultado de una mutación genética natural de carácter recesivo, acontecida en Canadá, en la década de los 60 así como el trabajo de criadores serios que decidieron fijar y mantener dichas características confiriéndole al mismo tiempo un tipo y estructura único y particular como para conformar una raza.

Los criadores en Canadá trabajaron con esta raza desde principio de los años 60. Todas las líneas de sangre de Sphynx, tanto las americanas como las europeas de la actualidad descienden a partir de dos familias de mutaciones naturales: Dermis y Epidermis (1975) del Pearsons de Wadena, Minesota, USA y Bambi, Punkie, y Paloma (1978) encontrado en Toronto, Ontario, Canadá y criado por Shirley Smith.

El origen es poco conocido, pero la semejanza morfológica hace pensar a ciertos criadores que es el resultado de una mutación aparecida en el devon rex. En algún punto las dos razas son similares, y fueron durante muchos años uno de los cruces permitidos para ampliar el pool genético y el vigor dentro del Sphynxe durante los 80 principalmente en Estados Unidos.

Los ejemplares producto de estos cruces inter-raciales se denominan variantes. Dichos cruces se han vuelto impopulares e incluso no están permitidos por algunas asociaciones debido a que en los últimos años, han conducido desafortunadamente a la fijación de ciertas características no buscadas así como serios problemas dentales, del sistema nervioso y del sistema cardíaco.

Apariencia General:

El Sphynx es un gato mediano, alargado y musculoso. La cabeza angulosa, con los pómulos muy salidos. Las orejas, grandes y separadas. La nariz corta y los ojos grandes, en forma de limón. La piel forma unos pliegues en el hocico, las orejas, los hombros y las patas. El pelaje se limita a un finísimo vello de tacto parecido a una gamuza. En cuanto a los colores, se admiten todas las variedades y combinaciones.

Aunque los ejemplares de la raza parecen ser gatos sin pelos, hay que destacar que verdaderamente no son gatos pelados; sino que presentan la piel cubierta de una capa de pelaje muy fino, corto y continuo casi imperceptible a la vista o al tacto.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder