Teckel, caracter, conducta y comportamiento

El Teckel, también llamado Dachshund, Dackel o popularmente “perro salchicha” es una raza de origen alemán. 

teckelodachshound1.gif

Su fisonomía larga con extremidades cortas se debe a una mutación denominada Bassetismo.

El primer club de Teckel se formó en 1888 y desde ese momento fue la raza preferida de las monarquías europeas, entre ellas la Reina Victoria.

>La forma alargada y baja con hocico estirado y cola larga, así como sus orejas caídas y largas, sus patas cortas y sus uñas negras son lo más característico de la raza.

En cuanto a su carácter, los Teckel son muy valientes y rastreadores, siendo su principal actividad facilitar la caza buscando en madrigueras. No tendrá problemas en enfrentarse a animales más fuertes y grandes, como el jabalí.

Según su medida, hay tres tipos de Teckel, la cual se puede determinar a partir de los 15 meses de edad. El estándar, con una circunferencia torácica de 35 cm o más; el miniatura, entre 30 y 35 cm y el “caza conejos”, menor a los 30 cm.

Además, pueden presentar diversos tipos de pelaje: corto (espeso, brillante, bien pegado al cuerpo, duro y fuerte), largo (liso, pegado al cuerpo, alargado en el cuello y orejas) y duro (en todo el cuerpo excepto en cejas, orejas y hocico).

El adiestramiento del Teckel puede ser un poco complicada debido a su conducta algo testaruda. Su comportamiento dependerá de la enseñanza temprana, porque a la vez es inteligente y aprende con rapidez.

En el hogar son dóciles, cariñosos, protectores, juguetones y sumisos en ocasiones, lo que le permitirá una excelente convivencia con niños y otros perros. Tener en cuenta que querrá ser el dominante.

Por último, el Teckel es una raza muy mimosa y noble, ideal para mascota en un piso o en una casa con jardín, también por su pequeño tamaño. No necesita de muchos cuidados estéticos o médicos. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 3,75 de 5)

Responder