Tonkinés

La raza de gatos Tonkinés se caracteriza por ser una raza muy sociable y creativa, capaz de inventarse ella misma algún tipo de juego para mantenerse activado. Les encanta estar con sus amos y detestan la soledad.

Como la mayoría de los gatos, con un cepillado relativamente frecuente es suficiente para eliminarle el pelo muerto.

No es un gato especialmente grande, ni se caracteriza por su musculatura. Aún así sorprende del peso que puede llegar a tener. Puede tener colores sólidos en todo el cuerpo o bien variaciones en las puntas del cuerpo.

tonkines 3.jpg

El gato Tonkinéses, también llamado Golden Siamese o Siamés dorado, es el resultado de la cruza de siameses y burmeses que se llevó a cabo hace algunas décadas en Canadá.

Del cruce entre el Siamés marrón y del Birmano siempre saldrán cachorros del gato Tonkinés. De una pareja de Tonkinéses siempre saldrán cachorros con características de las tres razas: del cruce Siames-Burmese nacen únicamente Tonkinéses, pero de la unión de dos Tonkinéses nacen estadísticamente, un 50% de Tonkinéses, un 25% de Burmeses y un 25% de Siameses.

El Tonkinés hereda del Siamés su maullido fino y fuerte y del Birmano, la forma del cuerpo alargada y ancha.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Tonkinés es un gato inquieto y curioso que es capaz de inventarse sus propios juegos y demuestra excelente predisposición para las actividades recreativas que lo obligan a mantenerse en movimiento constante.

Por su espíritu activo, estos gatos necesitan espacio para desplazarse con comodidad y mucha atención por parte de sus amos porque son muy sociables y odian la soledad

El Tonkinés tiene una personalidad atrayente, lo que no es sorprendente debido a que el Burnes y el Siamés son valorados por sus temperamentos. Los seguidores fieles dicen que el Tonkinés tiene lo mejor de ambas razas.

Es muy sociable con sus congéneres, dulce y afectuoso con sus amos, pero menos posesivo que el Siamés. Requiere sin embargo mucha atención y detesta la soledad.

Cuidados y Salud:

El mantenimiento del pelaje del Tonkinés es sencillo. Basta cepillarlo una vez por semana cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

Entre las enfermedades o lesiones más frecuentes se encuentran; el Estrabismo (alteración del nervio óptico producida por el gen cs) y los nudos en la cola (alteración en los cartílagos del esternón). En menor medida también se encuentran casos de Carcinoma mamario e Hidrocefalia.

Historia:

Mientras que la crianza planeada del Tonkinés no comenzó sino hasta los años sesenta, las primeras versiones de la raza probablemente han estado presentes desde hace cientos de años.

Debido a que la raza de gatos Burneses, llamados originalmente “Gatos Cobre” en su tierra nativa en Asia del Sudeste, existieron en las mismas regiones en generales que el Siamés por siglos, es probable que se hayan cruzado intencionalmente o de manera no planeada.

Los gatos de color café solido (café solo) y los siameses chocolate estuvieron entre los primeros felinos que vinieron a Inglaterra de Siam a finales de 1800, junto con otros siameses de ojos azules punto foca. Los primeros registros describen a los gatos color café como ‘siameses, con pelajes de color castaño bruñido y ojos color azul-verde.’

Los investigadores creen que estas importaciones no fueron todas de los mismos tipos genéticos, si no que más bien representaban lo que hoy en día se llamaría Burnes, Siamés punto chocolate, Tonkinés y café habana. En este tiempo, es difícil diferenciarlos a partir de las descripciones disponibles. Irónicamente, se determino que Wong Mau, el gato fundador de la raza Burnes, traído a los Estados Unidos en 1930, era un hibrido de Siamés/Burnes y hoy en día sería considerado un Tonkinés.

Estos gatos siameses y de colores sólidos fueron exhibidos en Europa durante finales de 1800 y a principios de 1900, pero pronto todos los siameses que no tenían ojos azules fueron expulsados de las salas de exhibición. A principios de los 1900 los gatos que no tenían ojos azules estaban prohibidos en las competencias y desaparecieron de la moda gatuna.

El Tonkinés tuvo su comienzo como una raza reconocida a principios de los sesentas, cuando la criadora Margaret Conroy cruzo a un Burnes sable con un Siamés punto foca. El producto de la cruza fue un gato de temperamento y tipo intermedio, al que Conroy originalmente llamo el ‘Siamés Dorado’. Cuando el Tonkinés comenzó, tanto el Burnes como el Siamés todavía no se habían transformado por la crianza selectiva en sus conformaciones actuales. El Siamés todavía no tenía su estilo de exhibición extremadamente delgado, y el Burnes todavía no era tan compacto y robusto, ni tenía la cabeza tan ancha y redondeada. Aun así, combinar a estos dos y lograr un tipo de cabeza y cuerpo consistentes era desafiante para los criadores de Tonkinés.

Para distinguir a la raza del Siamés, el nombre fue cambiado a ‘tonkanese’ en 1967. En 1971 los criadores votaron para cambiar el nombre a ‘Tonkinés’ por la bahía de Tonkin en el sur de China y el norte de Vietnam. El nombre era atractivo y tenía un toque exótico, a pesar de que la raza no venía del área de la bahía de Tonkin.

En colaboración con otros criadores notables como Jane Barletta de Nueva Jersey, Conroy escribió el primer estándar de la raza, el cual fue presentado ante la Asociación de Gatos Canadiense (CCA). El Tonkinés fue la primera raza desarrollada en Canadá.

En 1971 la CCA se convirtió en el primer registro de gatos en darle estatus de campeonato al Tonkinés. La CFF reconoció al Tonkinés en 1974; le siguió la TICA en 1979.

El camino hacia la aceptación no siempre fue fácil. Muchas nuevas razas no pueden alcanzar la aceptación sin un periodo de controversia, y el Tonk no fue la excepción. Alcanzar la aceptación y el soporte de la comunidad de adeptos a los gatos fue tan desafiante como alcanzar un buen tipo de cabeza.

En Octubre de 1979 la CFA emitió una ‘regla de cinco años,’ requiriendo que las razas nuevas permanecieran en una recientemente establecida clase miscelánea que no competía durante cinco años. Algunos criadores de Tonkinés pensaron que la regla estaba específicamente diseñada para retrasar al Tonk, debido a que la Asociación de la Raza Tonkinés planeaba pedir el estatus provisional en 1980.

Sin embargo, el retraso solo hizo que los criadores y adeptos del Tonk se volvieran mas determinados en su esfuerzo por promover la raza y alcanzar la aceptación eventualmente. La CFA les dio el estatus de campeonato en 1984. Para 1990 todas las asociaciones mayores habían aceptado a la raza para campeonato.

Apariencia General

El Tonkinés es un gato de tamaño medio, ni robusto, ni esbelto y a la vez sorprendentemente pesado cuando se le levanta.

La cabeza tiene forma de cuña modificada, ligeramente redondeada, más bien larga que ancha. Las mejillas son altas, ligeramente planas. El hocico es romo, con interrupción ligera en las almohadillas de los bigotes, siguiendo las líneas de la cuña.

Las orejas son de mediano tamaño, con las puntas ovaladas, anchas en la base; colocadas tanto en los lados como en la parte superior de la cabeza.

Los ojos tienen forma de almendra abierta, inclinados hacia las orillas externas de las orejas. De color agua, una característica definitiva de la raza.

La cola es estrecha y proporcionada en longitud al cuerpo.

El pelaje es de longitud mediana; pegado al cuerpo, fino, suave, sedoso, con un brillo lustroso.

En cuanto al color, el Tonkinés puede venir en tres patrones: solido, como el Burnes; punteado, como el Siamés; y mink, una combinación de los dos.

El mink era usado para referirse al estilo y tacto suave y sedoso del pelaje del Tonkinés. Con este patrón, el tono desde el color en los puntos hasta el color del cuerpo es sutil y no agudamente definido como en el patrón punteado. El cuerpo muestra un tono de pálido a mediano del punto de color más oscuro.

Los Tonkinés que despliegan el patrón solido o punteado son llamados “variantes” en algunas asociaciones. El CFA, por ejemplo, no permite variantes (llamados Cualquier Otra Variedad o COV) para ser mostrados en una competencia por el campeonato. Sin embargo, los variantes son importantes en los programas de crianza de Tonkinés. Cruzar a dos Tonkinés mink juntos produce crías con un radio promedio de color de 1:2:1, 25 por ciento solido, 50 por ciento mink, y 25 por ciento Tonkinés punteado; sin embargo cruzar a un Tonkinés punteado con un Tonkinés sólido producirá Tonkinés 100 por ciento mink.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder