Tropheus, la joya del Tanganyka

Seguramente sean los tropehus los peces del Tanganyka que acuden a la mente de cualquier buen aficionado cuando piensa en el lago del valle del Rift. Y eso es tanto por su elegancia y colorido como por el enorme número de variedades que existen de los mismos. Unos peces bastante delicados pero que pueden ser mantenidos con éxito poniendo un poco de atención.

tropheusspred200.jpg

 Lo primero que debemos de tener en cuenta es que estos peces viven en grupo y alcanzan un tamaño de más de diez centímetros, por lo que necesitaremos un acuario de al menos 200 litros para mantener unos cinco ejemplares, siendo lo ideal una urna a partir de 300 litros. La decoración de la misma será la típica en los montajes del Tanganyka, con un sustrato arenoso (la arena de sílice es perfecta) y una decoración a base de piedras y conchas, sin ninguna planta. Debemos procurar que esas piedras formen cuevas y refugios para los peces.

 

Las condiciones del agua serán también las típicas del lago Tanganyka, aunque debemos tener cuidado de mantenerlas constantes, por cuanto los Tropheus son unos peces bastante delicados. El ph estará entre 8 y 9, la dureza será de entre 7 y 11 y la temperatura será de unos 27 grados. Para conseguir estas condiciones tan particulares del agua necesitarás editar sales y realizar análisis químicos cada poco tiempo para controlar los valores.

 

La alimentación tendrá una base herbívora, pudiendo utilizar papillas o compuestos comerciales para conseguir una nutrición perfecta.

 

Entre los tropheus más espectaculares del Tanganyka podemos encontrar las múltiples variedades de Tropehus Moori (que varían su coloración dependiendo de la parte del lago de la que procedan) y el rpecioso Tropheus Duboisi, que en su versión juvenil seguramente sea el pez de agua dulce más similar a los marinos por su librea.  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder