Ventajas de tener un perro

Un perro no es solo un animal de compañía con el que jugar. Escoger  uno de estos animales para que viva en casa puede proporcionarnos numerosos beneficios a nosotros mismos, y a nuestra familia.

royal-maxi-adult.jpg

Convivir con un perro ayuda especialmente a ancianos, niños, enfermos y personas con depresiones, o cualquier otro trastorno psicológico. Pero también es muy positivo para cualquier otras persona, que no tenga ningún tipo de problema, y simplemente quiera disfrutar de todo lo que puede aportar un perro en su vida.

Hoy en día, ya es muy conocida la capacidad de los perros para influenciar de manera positiva en las personas con problemas mentales, como el autismo. Tener un perro cerca, y seguir las pautas que marca un profesional, puede ayudar a mucha gente a abrirse emocionalmente, y a mejorar sobretodo en aspectos de emotividad y de demostración de sus sentimientos.

Asimismo, los perros se usan tambien cada vez más a menudo para ayudar a personas mayores enfermas, o  que ya no salen de casa por causa de su avanzada edad.  Tenerlos en casa, o en las residencias de ancianos, representa para ellos una gran estimulación a nivel físico y psicológico, ya que con su presencia, las personas automáticamente se inclinan a cuidarlos, mimarlos y jugar con ellos.

Igualmente, los niños se ven favorecidos por tener un perro en casa, ya que durante su convivencia aprenden valores tan importantes como el respeto a los demás, o la responsabilidad en el cuidado de otro ser vivo. Si sabes inculcarles algunas obligaciones relacionadas con el mantenimiento del perro, verás pronto como puede ayudar a tus hijos a crecer.

De todos modos, es importante tener en cuenta que adoptar un perro no ofrece solo ventajas a personas enfermas, o con problemas. Cualquiera de nosotros, cuando acogemos un perro en casa, tenemos la oportunidad de disfrutar de los numerosos efectos positivos que nos va a proporcionar. La compañía que nos va a proporcionar, y el cariño y la lealtad con los que nos obsequia, siempre nos ayudarán a sobrellevar con más alegría y relajación nuestro día a día. se ha comprobado que tener un perro en casa aumenta la percepción  de bienestar, de satisfacción y reduce la sensación de soledad. No hay nada mejor para un amante de los perros que vive solo, que saber que hay alguien en casa que le espera.

La verdad es que podemos asegurar, sin caer ni mucho menos en la publicidad barata, que comprar un perro te va a proporcionar, sobretodo, relajación, hasta un punto que ni tan sólo te puedes imaginar. De hecho, está demostrado por estudios médicos que acariciar el pelaje de un perro contribuye a controlar la tensión arterial, al disminuir la ansiedad del día a día que todos podemos sentir en un momento determinado, y hacernos reír ante sus ocurrencias.

Finalmente, merece la pena destacar que convivir con un perro te va a ayudar en otros sentidos, ya que implica una dinámica diaria muy diferente a las de las personas que no tienen un ejemplar en casa. Para iniciar, te verás obligado a cumplir con ciertas rutinas  por fuerza, como darle  de comer o sacarlo a la calle en un horario más o menos prefijado. Por lo tanto, tu también adquirirás unas costumbres sanas. Por ejemplo, saldrás a pasear cada día un buen rato, con lo que estarás haciendo ejercicio físico beneficioso para tu salud. Asimismo, también tendrás la oportunidad de conocer a más personas que también sacar a su perro a la calle en las mismas horas que tu. De esta manera, verás como se favorece tu vida social de manera muy positiva.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Quizas también te interese
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder