Viajar con mi gato (en avión, barco o coche propio)

Cuando llega el momento de las vacaciones, todas las personas con mascotas comienzan a pensar cuál será el destino para ellos.

viajar1.jpg

En el caso de los gatos, al tratarse de un animal más arraigado a su hábitat y a las personas que componen su hogar, será difícil poderlo dejar en algún otro lugar, ya sea con un familiar o con un profesional. Por ello debemos tener en consideración las siguientes cuestiones:

Si la ausencia será larga o si bien el viaje no es por placer sino para cambiar de ciudad por un tiempo, viajar con gatos puede ser una experiencia traumática si no tenemos en cuenta algunos aspectos importantes. Siempre hay que recordar que el comportamiento de los gatos es diferente que el de los perros, por ejemplo:

En el caso del avión, el estrés del gato puede ser muy alto, por lo que es preciso analizar si realmente vale la pena. Hay veces que el egoísmo de las personas no tiene en cuenta el sufrimiento del animal. Si no hay otra opción o se trata de un gato dócil y muy acostumbrado a estar con la familia, el siguiente paso es conocer las exigencias de cada empresa aérea en relación a viajar con gatos. Trasportines para gatos pueden variar según la aerolínea, por lo que vale la pena preguntar antes de comprarla.

Si se viaja a otro país, el gato debe contar con un permiso por parte de un veterinario donde figuren todas las vacunas. Para algunos países esta documentación se debe a su vez certificar en el consulado.

Ya desde algunas semanas antes del viaje es preciso ir acostumbrando al gato al transportin, acondicionarlo con una cama o cojín para gatos agradable, colocar sus juguetes o elementos que le gustan, el plato de comida, etc. Al menos cinco horas antes de salir evitar que coma o beba.

Algo similar ocurre si queremos viajar con gatos en barco. No todas las empresas aceptan el transporte de animales domésticos, por lo que siempre hay que preguntar al momento de comprar el billete. Si se decide ir en coche es más simple, porque el gato nos ve desde dentro de la jaula, nunca llevarlo suelto y siempre mantener la calma porque los gatos pueden sentir nuestra ansiedad y pasarla muy mal en el trayecto.

La mejor manera de equipar tu medio de transporte para poder llevar a todas partes a tu gato es tener los mejores accesorios que te ayuden a llevarlo sin correr ningún riesgo y a la vez tu gato este cómodo, por tanto te ofrecemos todo lo necesario en nuestra tienda para gatos dónde podrás encontrar otras muchas cosas muy interesantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder