Viajar con un cachorro

La familia se va de vacaciones y no sabe qué hacer con el cachorro. No ha encontrado a nadie con quien dejarlo, y además es tan pequeño que nadie quiere separarse de él. Así que el cachorro se marcha también con ellos de viaje, a conocer nuevas tierras y divertirse. Pero este viaje no puede hacerse de cualquier forma, y hay que seguir unas pautas básicas para conseguir la seguridad del cachorro y su comodidad. 

images5.jpg

En primer lugar tienes que hacerte con un collar y una placa identificativa. Aunque tu perro cuente con microchip nunca está de más extremar las precauciones cuando vais a algún lugar que no conocéis perfectamente.

Si vais a viajar en coche tienes que pensar que está totalmente prohibido que los perros viajen en los asientos delanteros. De hecho si el perro es demasiado grande o nervioso quizás los asientos traseros no sean el mejor lugar para su transporte. En estos casos mejor optar por una jaula de viaje, que están perfectamente concebidas para su comodidad durante el trayecto. Si el animal tiene tendencia a sufrir cuando monta en coche debes consultarlo con tu veterinario y decidir entre los dos si un pequeño calmante o una sedación de pocas horas es adecuada o no.

Los perros pueden viajar, como dijimos, en los asientos traseros o en el maletero, pero siempre tiene que haber una reja de protección que haga que no puedan saltar al asiento del piloto, lo que redunda en la seguridad de ambos. De hecho hay que insistir en la prohibición absoluta de viajar solo con un perro en el coche, ya que el animal podría ponerse nervioso (por ejemplo por el calor) e inquietarse, provocando situaciones potencialmente peligrosas para el conductor.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder