West Highland Terrier, caracter, conducta y comportamiento

El West Highland Terrier también llamada West Highland White Terrier, es un perro de pequeño tamaño, con una gran personalidad y color blanco brillante como característica sobresaliente.

westhighlandwhiteterrier2.jpg

El carácter de los West Highland Terrier es amigable, equilibrado, enérgico y valiente por naturaleza. Necesita ser socializado desde cachorro para adquirir mejor desarrollo en estos aspectos.

Esta raza tiene su origen en Escocia en el siglo XIX y se los puede llamar por su diminutivo, “Westy”.

La apariencia de los West Highland Terrier se compone por un peso de alrededor de 11 kg y una altura de 28 cm. La cola no debe ser cortada y es del tipo “zanahoria”. El pelo es espeso y duro de color blanco siempre.

La conducta y el comportamiento del West Highland Terrier se caracteriza por la tenacidad, la persecución de la presa (conejos y roedores en sus inicios) y el temperamento tal que suele decirse que es “un perro grande en un cuerpo pequeño”.

Necesita de ejercicio moderado pero constante. Es una de las mascotas ideales para vivir en pisos por su pequeño tamaño y su poco trabajo. El nivel de energía es intermedio y suele estar siempre en alerta.

La convivencia con las personas de cualquier edad es muy buena, pero sólo con los que conoce. Cuando alguien llegue a la casa, ladrará con furia, lo mismo que si oye un ruido en el exterior o el interior de la vivienda.

El West Highland Terrier es muy cariñoso y el éxito de su adiestramiento dependerá de las recompensas y reprimendas. No le gustan los malos tratos y la crueldad. Con un “no” rotundo entenderá que eso no se hace.

Es necesario bañar a los West Highland Terrier sólo una vez al mes para evitar erupciones o la piel seca. Siempre con jabones neutros o para bebés. Se puede cepillar su pelo todos los días. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder