York chocolat

La raza de gatos York Chocolat se caracteriza por ser una raza totalmente doméstica, a la que le encanta pasar ratos en la falda de su dueño. Aún así, también pueden ser activos y curiosos.

Es una raza bastante sana sin demasiados problemas, con cepillarlo de vez en cuando será suficiente.

Son gatos bastante grandes, con una buena osamenta y una buena musculatura. Su pelaje es más bien largo, siguiendo colores uniformes que trazan la estructura corporal. 

york chocolate 3.jpg

El York Chocolat, es una raza doméstica, originaria del estado de York de Norteamérica, creada al final de la década de los 90.

Se caracteriza por un pelaje de un impresionante color café chocolate o lavanda lustroso. Además el brillo lustroso de su pelaje fluye sobre las líneas del cuerpo y acentúa sus movimiento flexibles y elegantes.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El York es un verdadero gato casero que disfruta pasando las horas en el regazo de su dueño. Adoran acurrucarse en el regazo de su propietario preferido y ser abrazados, amados y acariciados. Sin embargo, también tienen una faceta activa, son gatos inteligentes y curiosos que suelen supervisar las actividades rutinarias de sus dueños.

El York Chocolate tiene un buen balance entre energía y devoción. A pesar de que generalmente son callados, los Yorks son ronroneadores entusiastas y también hacen un sonido característico “purrrt,” para anunciar su llegada.

Debido a los antecedentes de la raza, los York chocolate son resistentes y saludables y disfrutan de practicar sus habilidades de caza siempre que se les presente la oportunidad.

Cuidados y Salud:

El York Chocolate no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude.

Hasta el momento no se le atribuyen al York Chocolate afecciones características, la selección natural ha convertido a este gato en una raza sana y resistente.

Historia:

En 1983 una gata de granja norteamericana, llamada Blacky se cruzo con un macho residente en el área, Smokey, y tuvo una camada que incluía a un gatito café, Brownie. Lo que les faltaba a estos nombres de originalidad, lo compensaba el gatito con su color inusual y su encantadora personalidad.

Brownie tuvo una camada el siguiente verano que incluía a Minky, un macho negro de pelo largo. En 1985 Brownie y Minky produjeron dos gatitos: Teddy Bear, un macho de color café solido, y Cocoa, una hembra de color café y blanco.

La dueña de los gatos, Janet Chiefari, no solamente quedo prendada del color dulce amargo de estos gatos, su pelaje brillante, y la consistencia del tipo, sino que también de su inteligencia excepcional y de su temperamento amoroso.

Chiefari, dueña de un establo de cabras, sabía mucho sobre cabras, pero muy poco sobre la crianza de gatos. Ella comenzó a leer cada libro sobre genética de los gatos que pudo encontrar y comenzó con un programa de crianza usando a Brownie, Minky, Teddy Bear, y Cocoa.

Para la sorpresa de Chiefari, los gatos probaron ser de raza pura, produciendo gatos de color café solido o café bicolores. Para el verano de 1989 Chiefari había convertido su porche en un criadero de gatos que incluía 27 gatos y gatitos color café chocolate.

En Julio de 1989 la veterinaria de Chiefari le presento a Nancy Belser, una criadora de gatos y jueza de la Federación de Adeptos de los Gatos. Belser visito el criadero y confirmo lo que Chiefari ya creía; esta raza era diferente a las demás. Belser le recomendó a Chiefari mostrar sus gatos en la CFF. En ese septiembre, Chiefari llevo a Prince, un macho café de seis meses de edad, a la exposición de gatos de la CFF y lo registro en la categoría de gatos de casa. En esa primera exposición, Prince gano cuatro premios y se llevo a casa el trofeo de primer lugar.

Ella comenzó con el proceso de llevar al York Chocolate a la moda gatuna al aplicar para el estatus de raza nueva con la CFF y la ACFA. La raza todavía no tenia nombre, así que después de pensarlo bien, Chiefari escogió el nombre York Chocolate, “York” por su estado natal de Nueva York y “chocolate” por el color distintivo de la raza.

Con la ayuda de los registros, ella escribió el estándar para la raza. En Marzo de 1990 el York Chocolate fue aceptado como una raza experimental en la CFF y la ACFA. Tan solo dos años después, se le otorgo a la raza el estatus de campeonato, y en Marzo de 1995 la raza alcanzo el estatus de campeonato en la Asociación Canadiense de Gatos también.

Apariencia General

El York Chocolate es un gato de tamaño medio-grande y huesudo, aunque con una musculatura bien definida.

A pesar de que la estructura ósea es similar a la del siamés, el York Chocolate es más grande y pesado, con una estructura ósea substancial y con musculatura firme. El estilo de cuerpo es más cercano al del tradicional, en vez de al siamés extremo.

La cabeza es de mediano tamaño en proporción al cuerpo, más larga que ancha. Tiene forma de cuña modificada, con un hocico moderadamente redondo y una la nariz con una ligera inclinación y interrupción en los bigotes. Tiene un mentón ligeramente contorneado.

Las orejas son largas, punteadas y con mechones. Son anchas en la base y bien separadas, las lleva inclinadas hacia adelante.

Los ojos son de mediano tamaño, con forma de almendra e inclinados ligeramente hacia la nariz. Ligeramente separados, pueden ser de color oro, verde, o cafés.

La cola es de tamaño mediano a grande. De longitud comparable a la longitud del cuerpo, ancha en la base y se estrecha, acabando en una punta redonda.

Su pelaje es semilargo, suave y brillante, siguiendo las líneas del cuerpo. De textura suave y sedosa hasta las raíces y sin capa inferior lanuda.

El pelo es más corto en la cara, estomago, y partes bajas de las patas y más largo en la espalda, los costados, y parte superior de las patas. Presenta un ligero rizo frontal, mechones en orejas,  dedos y pluma en la cola.

Los colores pueden ser chocolate solido, chocolate y blanco bicolor, lavanda solido, y lavanda y blanco bicolor. Los bicolores frecuentemente tienen blanco en el hocico y en la punta de la cola, y marcas blancas tipo flama en la cara. Se aceptan los medallones blanco o dedos blancos.

El color chocolate se desarrolla lentamente. Los gatitos (de hasta 12 meses) son de un color más claro que los adultos maduros y pueden tener algunas manchas.

Actualmente, se permiten las cruzas con otros gatos domésticos; no entre gatos de pura raza. Hasta que la reserva genética crezca, las cruzas con otras razas continuaran preservando el vigor de gato de granja y la resistencia de la raza.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder